El mejor consejo: un abrazo.

Muchas veces cuando quedamos con un amigo y nos cuenta que está mal por algo, y nos explica el porqué, nos sentimos obligados a darle un buen consejo. Además dicho consejo debe ser práctico y de aplicación inmediata, que le guíe en cómo debe actuar y que lo pueda aplicar lo antes posible. "Tienes que dejar a tu novio", "tienes que hablar con tu jefe y decirle tal", "tienes que ir a donde tu madre y pedirle cual", "tienes que elegir pascual", "tienes que contárselo"...

Cuando un amigo nos cuenta un problema puede que nos explique muy detalladamente todo lo que sucede, pero nunca vas a conocer el problema tan bien como para poder decir a la otra persona cómo debe actuar. Lo que sí puedes hacer es ayudarle a ver cosas que por su estado no sea capaz de ver; puedes ayudarle a ver las cosas desde otro punto de vista, puedes ayudarle a obtener todos los pros y los contras de cada opción... pero nunca decirle exactamente qué es lo que tiene que hacer. Nadie conoce tan bien un problema como quien lo está sufriendo. Cada cual tiene que decidir qué hacer en cada dificultad que le presente la vida, no sólo porque es quien mejor conoce el problema, sino también porque las consecuencias de la decisión que tome van a recaer sobre él, no sobre nadie que le haya dicho cómo actuar.

Por todo esto pido mucho cuidado a la hora de hacer valoraciones y juicios, y dar consejos y pautas de actuación, cuando una amigo está pasando un mal momento. Tened en cuenta que en infinidad de ocasiones, cuando os cuentan un problema, la otra persona sólo espera de ti que le escuches; comprensión, empatía y sentir que no está solo.

No quiero acabar este post sin dedicárselo a dos parejas que más que nunca están a mi lado en un momento en que lo necesito muchísimo. Muchas gracias por todo lo que estáis haciendo, no sé cómo podría agradecer vuestro esfuerzo... No tenéis ni idea lo importantísimo que está siendo todo lo que estáis haciendo. GRACIAS


"Muchas veces es más valioso un abrazo bien fuerte y sincero que un buen consejo" (Arka)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho este tema. Es muy fuerte la tendencia a pensar que cuando nos cuentan un problema tenemos que buscarle una solución a través de un "buen" consejo, pero es cierto que nadie experimenta en cabeza ajena... (aunque conozco a alguien que "puede convertirse" y pensar como lo haría un etarra o el presidente de los EE.UU..., realmente él podría aconsejar a cualquiera... jajaja) No me consiero persona dada a aconsejar, aunque cuando me cuentan algo sí que me gusta que le "demos vueltas" para definir e intentar objetivar la situación al máximo, pero hasta ahí. Mi problema sí que era la necesidad de hacer algo, de animar, de decir algo que pueda reconfortar a la otra persona, o hacerle ver que cuenta contigo, que estás ahí... si no, me sentía inútil. Pensaba que meter todo eso en un abrazo y dárselo a la otra persona no era suficiente, que no llegaba el mensaje, pero gracias a ese "alguien" entendí que me equivocaba. Así que GRACIAS a él. Y aunque sé que ya lo sabe, siempre voy a estar cuando me necesite...

Centinel dijo...

Yo hace tiempo que prefiero no dar consejos cuando alguien me cuenta un problema, aunque creo la tndencia es por ambas partes: Muchas veces la gente cuando no le aconsejas nada te mira como ¿es que no me has escuchado? No sé si es por costumbre, pero parece que quieren oir un consejo, aunque sea evidente y de cajón.

Me queda pendiente lo del abrazo, a ver si me pongo un día de estos...

Anónimo dijo...

tan bonito es que te regalen con un abrazo en el momento que has terminado el relato de tus penurias, como el saber entender que tu amigo necesita que le des uno de ellos.... y eso no es nada fácil, no te lo enseñan en ninguna escuela sino el paso del tiempo, a la vez que vas madurando.

quizas el saber abrazar este relacionado con la madurez, no con la inteligencia...

Anónimo dijo...

Muchas personas no somos muy dadas a los abrazos... lo que no quiere decir que no seamos amigos o que no queramos a esa persona, ojo! nuestro "abrazo" suele componerse de una sonrisa, un silencio y una mirada de cariño. a todos aquellos a los que no les di el abrazo fisico, sabed que no por ello os quiero menos, un besazo enorme! (a los besos si que soy aficionado, jjj). "C"