¿Me caso enamorado?

Elige la opción A o B...
CONVERSACIÓN A:
- Y tú, ¿por qué te casas?
- ¿Yo? Porque estoy enamorado.
- Vaya, qué bonito, sí señor, ya no quedan chicos como tú.
CONVERSACIÓN B:
- Y tú, ¿por qué te casas?
- ¿Yo? Porque estoy enamorado.
- ¡Qué dices! No te cases joder, espera a desenamorarte para casarte! ¿Estás loco o qué?

Si hiciésemos una encuesta, casi todo el mundo elegiría la opción A. Yo me quedo con la B sin ninguna duda. Para argumentarlo simplemente tengo que intentar definir "enamoramiento". ¿Qué es enamorarse?
A) Estado alterado de conciencia. La persona enamorada tiene cambios en la percepción de las cosas de forma importante. (www.entornomedico.org)
B) Patología, trastorno ocasional con tres síntomas característicos: idealización de la otra persona, desaparición de la agresividad y trastornos de la atención. (revista.consumer.es)
C) Continua sucesión de emociones que confunden, producen turbación e inquietud, y se acompañan de angustia, deseo y felicidad. (usuarios.lycos.es)
D) Experiencia afectiva muy intensa, donde todos los pensamientos e ideas que se tienen del otro son positivos, irracionales e idealizados. (www.inteligencia-emocional.org)

¿Quién quiere casarse en un estado patológico en donde su conciencia está alterada y con trastornos de atención? ¿Cómo voy a saber yo si me estoy casando con la persona apropiada si estoy confundido y mis ideas son irracionales y están idealizadas?
Un profesor de terapia de pareja nos contaba que es importantísimo trasmitir a los clientes que cuando se está enamorado no hay que tomar ninguna decisión importante. ¿Casarse es una decisión importante? Yo creo que sí... Así que ya sabéis, si estáis enamorados, esperar a desenamoraros antes de tomar una decisión de importancia, como por ejemplo, subir al altar.
Pero claro, entonces... si yo tengo pareja, y me he enamorado de otra persona, ¿debería dejar a mi pareja? Todo el mundo diría que sí, sin dudarlo ni un segundo. Pero, ¿dejar a tu pareja no es una decisión importante? Ahí lo dejo caer, que cada cual lo reflexione como pueda...

4 comentarios:

chaouen dijo...

La primera vez que me enamoré d otro hombre estando casada con mi marido, tenía 28 años. Llevaba 9 casada y aunque nunca tuve nada con él, el sentimiento era tan fuerte que decidi separarme, a pesar de tener un hijo en común. Cuando terminó mi estado de "imbecilidad-enamoramiento" (que al fin y al cabo es lo mismo), me di cuenta que había cometido una tremenda estupidez. Afortunadamente mi marido aún seguía allí y pude volver con él. Creo que absolutamente todo el mundo siente algo por otras personas que no son su pareja, sobre todo en relaciones largas. Entonces, que debemos hacer? una opción es ir cambiando de pareja cada 5 ó 6 años, aunque esto me parece una tremenda estupidez. Otra es asumir lo que te está pasando como algo natural, que le pasa a todo el mundo y dejar pasar el tiempo hasta que acabe ese estado de gilipollez que se hace llamar enamoramiento y entonces poner en una balanza cual de las relaciones te aporta más. Pero efectivamente, para eso debes de esperar a que se pase el enamoramiento (tranquilos, siempre se pasa, es cuestión de tiempo, jeje). Lo que tengo claro que nunca voy a volver a hacer, es tirar por la borda 15 años de matrimonio por un tio que apenas conozco y que en el fondo no tengo ni puta idea de lo que va a aportar a mi vida. Te quiero Jose! y a mi querido "brodel" tambien. Mucho mucho... muackkk!!!

Anónimo dijo...

Aunque este es un post antiguo, comento. Está claro que el enamoramiento es un estado de idealización desbordado de la otra persona, sin embargo es necesario si una relación no parte de ahí se quedará en amistad, q no está mal, pero es amistad y punto. Yo creo que la mayoría de los matrimonios pasados los primeros meses o años de enamoramiento solo son una amistad pactada, una sociedad en común. El sexo deja de ser espectacular y se convierte en gimnasia cotidiana. entonces, es normal que nos enamoremos de otras personas q no son nuestra pareja, el enamoramiento es tan necesario como el comer cada día. enamorarse es como salir una vez al mes a un restaurante japonés, el matrimonio es como las lentejas de cada día, necesarias y alimentencias pero cotidianas.

Anónimo dijo...

ah! mi blog: hemiciclostil.blogspot.com

Youenna dijo...

Será debido a mi juventud pero no estoy de acuerdo con lo que contáis. Recientemente he dejado a mi pareja, no me enamoré de otra persona, pero si el conocer a alguien que me aportaba mucho más me hizo reflexionar sobre mi estado en la relación. Amor, lo he conocido de cerca, para mi el amor es como la fe, se siente, no se puede explicar. El tiempo que dura, ¿cuándo se deja de querer a una madre?
Para mí el amor a una pareja es el intermedio entre lo que sentí la primera vez que me hice responsable de mi sobrina y supe que es sentirse "madre", por así decirlo, y el recuerdo de la última vez que mi madre me cogió en brazos, creo que recuerdo con tanto cariño ambos momentos que nunca los olvidaré.
El amor para mí fue el intermedio, una persona que conoces, y que con un abrazo te aporta eso, ni idolatría, ni imbecibilidad, es eso, sentir por una persona lo que sientes por tu madre y por tu hijo a la vez, aunque aún no he sido madre, para mí el amor se reduce a un abrazo, que lo diga todo, el día que ese abrazo dejo de decir, ese día rompí con mi pareja.
4 años de relación, inolvidables, perfectos, por qué rompí? Porque las buenas historias, tienen un buen final.
Esperando al amor...