Te lo digo a la cara...

Hoy me han dicho que hace tiempo que no escribo sobre la pareja, y casi nunca sobre sexualidad y erotismo, así que me he propuesto cambiar un poco el hilo conductor de los posts e intentar escribir un poquito más sobre sexo. Aún así este post voy a dedicarlo a cerrar el tema de la empatía y la asertividad, y a partir del próximo prometo escribir posts más morbosos... ;-)


Después de hablar sobre dos de los elementos más importantes para la convivencia pacífica y enriquecedora, la empatía y la asertividad, la gente se puede preguntar, ¿y por qué no somos ni asertivos ni empáticos? Aunque esta afirmación no es del todo cierta (sí que lo somos en mayor o menor medida), sí es verdad que la gente en general podría cultivar más la asertividad y la empatía, y no parece que haya una gran voluntad por mejorar estas habilidades. Pero, ¿por qué? Entre otras causas, hablaré de una de las más importantes.

Hoy en día no hay nada que tenga más poder que los medios de comunicación, influyendo y moldeando nuestras vidas en general y nuestras formas de actuar en particular. Los medios se han empeñado en ponernos programas basura en donde la asertividad y la empatía brillan por su ausencia, con lo que vamos interiorizando que las formas de relacionarse agresivas son las "normales". Hablemos de casos concretos:
- Gran Hermano: Programa basura por excelencia. Cada año meten a gente más descerebrada, que no tienen ninguna capacidad para la convivencia. Resultado: todos acaban poniéndose a parir y tirándose los trastos a la cabeza. "Yo por lo menos digo las cosas a la cara"... Joder, ¿no será mejor que te las calles? Cuando la cagamos, casi siempre es por lo que decimos y no por lo que nos callamos. (Silvi)
- Debates: Normalmente cargan el plató de gente muy emocional, que hablan muy alto y escuchan muy poco. Un debate de gente que hable con asertividad y que tenga empatía es un debate aburrido; mola más que se chillen, insulten...
- Políticos: Agresores por excelencia. ¿Quién ha visto alguna vez un político asertivo? Se dedican a destruir, y lo peor de todo, nos quieren vender que quieren hacer una oposición "constructiva". Cuéntame otro Mariano...

A partir de ahora puedes ponerte delante de la tele y engullir de forma pasiva el bombardeo de información que te lanzan, o verla con capacidad y voluntad crítica cuestionando los contenidos, los personajes (y no personas), las formas... Y que conste que no critico a la gente que ve programas basura; pueden ser útiles para entreternos y, porqué no, para ver como NO hay actuar...


3 comentarios:

ainho dijo...

Joder!! q miedo da la ultima foto diosss...
Muy guay tu post, pero ya sabes q yo seguiré viendo Gran Germano, Operación Truño, La casa de tu tia y todo lo q me echen; pero siempre con capacidad crítica ehhh, jejeje
Muaaa

chaouen dijo...

Esto me recuerda a algo q me pasó hace poco. Una amiga mia está embarazada de 8 meses y la verdad es q a la pobre le ha sentado fatal. Es una chica preciosa, pero ahora mismo esta irreconocible. El caso es que una "amiga" suya en un alarde de sinceridad aplastante, va y le suelta el otro día: "jo hija, q mal te está sentando el embarazo, la verdad es q estas horrible!" VALIENTE HIJADEPUTA!!
Al de un ratillo me encontré a la pobre llorando desconsoladamente en una esquina. Me acerqué a ella y le dije con el cinismo mas creible jamas visto: no le hagas ni puto caso cariño, es una puta envidiosa! estas preciosa!!
Mentira pura y dura de la cual me sentí orgullosísima nada más ver la sonrisa de oreja oreja que se le puso a mi niña.
Moraleja: a veces mentir es bueno, eso si, ten mucho cuidado de hacerlo solo en los momentos propicios, no vaya a ser que se convierta en algo habitual en ti y entonces si que ya no mola.
Besitossss!!!

silvi dijo...

Ya lo decía esa gran filósofa con su frase... cuanta verdad