Frases inútiles

- Bueno mamá, me voy ya que voy a llegar tarde a la fiesta.
- Muy bien hijo, pásatelo bien.
- Gracias. Hasta mañana mami.

Y la madre piensa: "Ya estoy tranquila, porque después de haber dicho a mi hijo que se lo pase bien, estoy segura que va a ser así. No se lo llego a decir y seguro que se aburre un montón".
Y el hijo, cuando está en mitad de esa fiesta universitaria con un par de copas de más, y que no se lo está pasando tan bien como esperaba, recuerda lo que le dijo su madre y piensa: "Joder, que me ha dicho mi madre que me lo pase bien, voy a ponerme las pilas". Gracias a su madre, nuestro protagonista acabó pasándoselo genial.

Esta historia, que es más una pincelada graciosilla que otra cosa, nos introduce al tema a tratar. ¿Cuántas veces habremos dicho frases inútiles? ¿Nunca? Veamos...
- "Venga, tranquilízate". Y claro, va el otro que está de los nervios, y se tranquiliza. Qué fácil ha sido ¿eh?
- "Tienes que ser más espontáneo". Y el no espontáneo se vuelve espontáneo, así, espontáneamente, sin que se lo diga nadie, y claro, a partir de ese momento todo le sale super-espontáneo. Qué espontáneo, ¿verdad?
- "No te preocupes". Pues nada, si me lo dices tú, pues no me preocupo.
- "No llores". ¿Pero por qué? Déjame llorar, ¡con lo bien que me sienta!

Etcétera, etcétera, etcétera. Un apunte final: si alguien te está contando un problema, probablemente espere tu apoyo y comprensión, y un "no te preocupes", "tranquilízate" o un "no llores" puede que sean frases frías y vacias que podrían denotar falta de comprensión. Y si realmente consideras que no es tan grave, no le digas eso y ayúdale a verlo desde otro punto de vista, ¡y con empatía!. Algo así: "entiendo que estés preocupado, pero no crees que..." ¡Y que llore si le apetece!

2 comentarios:

chaouen dijo...

A mi la que más me gusta es la de "cuidate". Era la típica frase que nos deciamos continuamente en mi vieja "cuadri". Y nada, era decirlo oye, y nos cuidabamos todos la oooostia!! en fins...

LilithdL dijo...

Con tres años y medio de retraso el comentario, pero es que he descubierto tu blog hace poco y le estoy haciendo un repaso (bastante) general. Frase que odio que me digan, y que supongo que no seré la única que piensa así: "No seas tímida"