Mentiras valiosas

[Continuación del post Miente Pinocho, ¡miente!]

No quiero empezar este post sin antes pedir disculpas por el largo tiempo que llevo sin escribir. Prometo que me voy a poner las pilas; tengo un montón de temas de los que quiero hablar. Y ahora, centrémonos en el tema.

Entonces, ¿la mentira es un contravalor? ¿Algo no deseable? ¿La sinceridad siempre es buena? ¿Viva el sincericidio? Yo personalmente no lo veo así. Estamos en una sociedad en donde los valores y las conductas correctas son "absolutas", vamos, o son buenas o son malas. Esto lo considero un grave error, ya que la valoración establecida no tiene en cuenta las circunstancias especiales y particulares de cada situación.

Con el riesgo de volver a caer en lo políticamente incorrecto, yo personalmente creo que el mentir debería considerarse una habilidad, una herramienta, un recurso. Pienso que es interesante y beneficioso desarrollar las diferentes habilidades que nos puedan ser útiles, y el mentir me parece una de ellas. Por norma general es preferible decir la verdad, pero habrá situaciones (como las que expuse en mi anterior post) en las que el mentir sea lo conveniente.

No creo que mentir sea lo malo, creo que lo malo es mentir en ciertas situaciones. Debemos valorar y pensar profundamente las consecuencias de cada una de las posibilidades de actuación que tenemos, y tomar la que consideremos más correcta. Para mí, el mentir para evitar hacer daño es algo muy respetable y honesto. Si valorásemos y reflexionásemos más sobre las intenciones de las personas y no tanto sobre sus actuaciones, entenderíamos mucho mejor al resto de la gente, y desarrollaríamos una habilidad tan importante y necesaria como es la empatía.

8 comentarios:

j dijo...

Hola! M ha gustado mucho tu blog, y te he dado mi voto hoy en el
concurso de 20MINUTOS, 20 BLOGS. Pásate x el mío si t apetece:
http://elbastion.blogspot.com/ y si t gusta podemos hacernos una mutua
votación diaria. Para votarme este es el link:

http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/listado/todos/E/2/#blog_1001

Amaranta dijo...

No estoy de acuerdo, creo que lo que deberíamos aceptar o aprender a aceptar es que la gente, las personas, no somos perfectas, que tenemos actitudes deferentes ante un mismo hecho y que como resultado de vivir solemos hacer daño ya sea intencinadamente o sin querer. Debemos aprender a querer a la gente con la verdad por delante, debemos aprender a no sufrir con esa verdad que nos cuenta y por supuesto a aceptar de buen grado lo que los demás deciden ante esa verdad que tú cuentas. Eso es ser valiente y diría más políticamente incorrecto, lo políticamente correcto niño es lo tuyo el que miente para no destapar miserias, el que miente para no aceptar las consecuencias que se derivan de sus actos, el que miente para manipular la conducta de los demás y que ello revierta en sus intereses, esa habilidad que nos hace santos ante los demás y que cubre nuestras miserias, prefiero llevar la miseria en la frente que no dentro de mi corazón.

lys dijo...

Totalmente de acuerdo.

Las mentiras que evitan males mayores no sólo son justificables sino deseables.

JP dijo...

hola!Pasè por tu Blog y me ha gustado . Te dejo un voto
Saludos desde España
JP

chaouen dijo...

Yo creo q el tema se podría enfocar desde dos puntos de vista diferentes.
Imaginemos que hay alguien que valora la sinceridad por encima de todo y así lo hace saber a la gente que le rodea. Está bien. Tu lo has querido. Si estas espantosa con esa falda te lo diré a la cara. Si una noche salgo por ahí de fiesta y me lio con alguien, te lo diré también. Sinceridad ante todo. Si te hago daño, tu lo has elegido así.
Yo por mi parte pido a mi gente mentiras piadosas, por favor. Las que sean necesarias.
MIENTEME, POR PIEDAD!! ;)
Mil besotes muuuuy sinceros...

Mavi dijo...

mmmm, tema tan complejo como interesante.

Comentaré sólo dos frases.

-¿La sinceridad siempre es buena?-, no creo, decir verdades como "qué mala cara tienes hoy" o "no me interesa nada lo que me estás contando" no conducen a nada positivo desde luego ni para el que lo dice ni para el que recibe el bombazo.

-...mentir para evitar hacer daño es algo muy respetable y honesto -
Con esta no estoy tan de acuerdo, si, como dice Amaranta, el daño es a ti mismo hay que ser más valiente y afrontar las consecuencias de un acto o un pensamiento.

Bueno esto es todo teoría y ni siempre mentimos ni siempre decimos la verdad.

Encantada de haber parado por aquí, besos

Anónimo dijo...

Bravo Amaranta...que gran discurso!!!Algun blog personal que visitar?
Naox

Scapadas dijo...

Me gusto leer los comentarios enviados y ver los distintos puntos de vista..Interesante....