Gestionando deseos (3)

[Continuación del post Gestionando deseos (2)]

"Es que me muero de ganas de un polvazo con Elsa Pataky, cómo me pone... ¡Haría cualquier cosa por conseguirlo!"


Como ya he comentado en los dos post anteriores, el sentir deseos no tiene nada de malo, independientemente de cómo sean los deseos que sintamos. Lo malo puede ser no saber gestionarlos, no canalizarlos correctamente, y acabar llevando al ámbito de las conductas deseos que tenían que haberse vivido y disfrutado en el ámbito de las fantasías.

Una de las causas de no conseguir canalizar correctamente los deseos que sentimos es la represión y la condena social que se impone a muchos de ellos. Hay deseos socialmente catalogados como "buenos" y deseos que tienen la etiqueta de "malos". No señores; los deseos NUNCA son malos; lo tremendamente "malo" es diagnosticar y condenar a la gente por los deseos que puedan sentir.

El que yo sienta deseos de ser millonario está bien visto. Nadie dice que soy un ladrón en potencia, nadie asegura que voy a acabar malversando fondos públicos, ni nadie me describe como un jeta avaricioso. Como mucho dirán que soy ambicioso...

El que sienta mucho deseo erótico en general está visto como algo normal e incluso sano y divertido, siempre que sea hombre y tenga entre 14 y 45 años. Para una chica o un anciano no es lo mismo...

El que sienta un fuerte deseo erótico-sexual por Elsa Pataky es de lo más normal. Todos podemos hacer público nuestros deseos hacia ella, y nadie nos acusará de enfermo, ni de violador en potencia, y a nadie se le pasará por la cabeza el que un día se me pueda "cruzar la vena" e intentar localizar a Elsa y violarla.

¿Y qué sucede con el paidófilo? Sí, es cierto, siente deseos eróticos por los niños... ¿Y qué? ¿Es eso más grave que sentir deseos de matar a tu jefe? ¿Es más grave que sentir deseos de atar a Natalia Verbeke a una cama y hacerla de todo? ¿Es más grave que sentir deseos de pegar un tiro a ese político que tanto odio te genera?

Ni el deseo de ser millonario te convierte en un ladrón, ni el deseo de acostarte con Elsa te convierte en un violador, ni el deseo erótico hacia los niños te convierte en un pederasta. Como el deseo de agredir a tu jefe está bien visto, todos se ríen cuando dices imaginar la cara de tu jefe en el balón que chutas. Como el deseo de acostarte con Elsa Pataky es lógico, puedes comentar con tus amigos todas las prácticas sexuales que le harías. ¿Y qué sucede cuando se despierta tu deseo erótico al ver la imagen de un niño? Pues nada. Habrá que aceptarlo, normalizarlo y CANALIZARLO, como cualquier otro deseo. En este caso las fantasías serán una forma sana, agradable, sencilla y 100% respetuosa de disfrutar y canalizar correctamente los deseos. Y así, como ya he dicho antes, evitaremos que exploten todos los deseos reprimidos, ignorados y demonizados, con una conducta para nada deseable.

Quien quiere ser millonario es ambicioso, quien roba para ser millonario es un ladrón. Y no tienen nada que ver los ambiciosos con los ladrones. Quien siente deseos eróticos hacia los niños es un paidófilo, quien agrede genitalmente a un niño está cometiendo un delito, y es un criminal. Y un paidófilo no tiene nada que ver con eso.

9 comentarios:

Silvi dijo...

...lo que necesites...


mua!!!

Pixie dijo...

Lo malo del deseo por los niños es que suelen canalizarlo consumiendo pornografía infantil. Y algun@s dirán, que no están tocando a los niños... pero claro... eso podíamos explicárselo a la familia del niño que protagoniza el vídeo/foto en la que abusan del crío sexualmente.

Tal vez por ello esté mal vista la pedofilia, porque canalizan su deseo. Sin embargo (y por regla general), el que desea matar a su jefe no canaliza su deseo en mirar vídeos de asesinos en serie.

Ese es mi punto de vista, claro está.


Siendo sinceros, me tocan la fibra sensible las violaciones de derechos humanos (como el derecho una infancia feliz sin ningún tipo de abuso). Pero concretamente me tocan la fibra sensible en exceso, los abusos sobre colectivos desfavorecidos o desvalidos (desde el bebé maltratado por su madre, al anciano maltratado por su hijo). Por ello puede ser que no sea del todo objetiva, aunque en ningún caso una extremista en el asunto :)

chaouen dijo...

Mira, tu diras lo que quieras, pero el q siente deseos eroticos por un niño es un puto enfermo d mierda! y un hijo de puta! q asco, d verdad...
Creo q el día que tengas hijos cambiaras de opiniòn al respecto.

SEXOLOGO dijo...

Esta idea no es mía, que efectivamente no soy padre, sino de sexólog@s y psicólog@s importantes que han investigado y reflexionado sobre el tema, dejando de lado el discurso políticamente correcto. Y da la casualidad que la mayoría son PADRES/MADRES.

Por suerte, la capacidad reflexiva y la apertura intelectual no tiene nada que ver con ser padre/madre o no.

El sexólogo más importante que ha investigado y escrito sobre este tema es Agustín Malón, profesor del departamento de Psicología de la Universidad de Zaragoza y profesor de los estudios de Postgrado de Sexología de la Universidad de Alcalá (Madrid). Y da la casualidad que es padre.
Un artículo suyo, extenso pero interesante, en el sgte enlace:
http://sexualidad.wordpress.com/2007/05/17/abusos-sexuales-infantiles/

Jimena dijo...

buff, sentir deseos eróticos hacia los niños, en mi punto de vista, es una maldición para el que lo desee! primero no es sólo ilegal manifestarlo en forma de cualquier acto sexual, sino que es raro que un niño, aún suponiendo que acepte tener sexo con un adulto, sea realmente consciente de lo que está haciendo, porque, ¡es un niño! no tiene la madurez necesaria para evaluar o incluso "desear" tener sexo de la misma forma que lo harían las personas con cierta madurez sexual, aceptando y sabiendo las "reglas del juego" dentro de un marco normal de respeto y donde no haya engaños...
por ello creo que es una maldición para el que lo desee, porque si desea tener sexo más allá del deseo erótico, dudo que pueda hacerlo "por las buenas" o sin consecuencias futuras para el menor. y si esa persona es lo suficientemente sana para respetar a los niños, sabrá que no le reportará nada bueno al infante el hecho de tener sexo, por lo que pienso que es muy chungo tener esa suerte de contradicción entre lo mejor para el niño y el deseo.

Pixie dijo...

Creo que no se trata de capacidad reflexiva y apertura de mente en este caso.

Tal vez esté más de moda justificar lo injustificable que lo "políticamente correcto".

Anónimo dijo...

La verdad es que me cuesta mucho creer lo que estoy leyendo.

Aunque lo cierto es que siempre me he preguntado donde estaría la diferencia entre "deseos sexuales buenos" y "deseos sexuales malos", y jamás había encontrado la diferencia. Solo lo aceptado y lo no aceptado.

En cualquier caso, los deseos "malos" son aquellos que causan frustración de alguna manera.
Por muchos trucos de mente que puedas utilizar, por mucho que tu pareja sexual se pinte pecas o se ponga el uniforme del colegio, y por mucho que puedas cascastela mirando catálogos de ropa infantil, tu deseo jamás va a estar satisfecho.

Y no es un deseo pasajero como puede ser el de "matar a un jefe" en un momento de estres, o darle un bofetón a tu hijo.

Esto es algo que no se pasa. Y las frustraciones siempre salen por algun lado.

Y por supuesto que son pederastas. Ocultalo con el nombre que quieras, pero Pederastas es lo que son:

Anderastas: sienten deseos hacia los hombres
Ginerastas: lo mismo pero para con las mujeres

Por tanto, pederastas no es aquel que se acuesta con un niño, sino simplemente el que lo desea.

Yo no digo que todos vayan a terminar cometiendo un crimen, pero sí es cierto que, símplemente por ser un deseo que jamás va a ser satisfecho, y no es pasajero, al final termina siendo dañino para ese individuo.

O es sano acaso estar siempre en tensión??

En cuanto a la ambición, sí es deseo de ser rico, pero también hay un deseo a parte, el deseo de robar. Porque volverte rico puedes intentarlo trabajando duro. Solo que elijes el medio de conseguirlo (y mientras lo estas en ello no tienes por qué sentirte frustrado).

Así que, ahora mismo, perdona mi estrechez de miras, pero considero que si un deseo no puede ser realizado y tiene que reprimirse durante un gran periodo de tiempo, es malo. Es enfermedad.

O acaso no están enfermos los psicópatas por muy normal que sea el "deseo" de matar a tu jefe en un momento puntual??

Anónimo dijo...

24 de junio. Día mundial del orgullo pedofilo.

http://www.larazon.es/46615/noticia/Sociedad/24_de_junio:_d%EDa_del_orgullo_ped%F3filo

a mi me choca demasiado este planteamiento.

Para cuando el día mundial del transtorno de la personalidad?

Anónimo dijo...

el deseo dificilmente se puede satisfacer.... solamente lo podremos hacer parcialmente, ya que el deseo no se encuentra en el futuro, sino que se remonta al pasado.