¿Justicia? (3). Conclusiones

[Extraídas del libro "El varón castrado" (Ed. Planeta)]

- En España hay una realidad invisible que no aparece en los medios: La persecución sistemática del hombre por el mero hecho de serlo; la violación continua de su derecho a la presunción de inocencia, condenas sin ser oídos, la creencia unánime de que un alto porcentaje de los varones son maltratadores...

- La Ley contra la Violencia de Género es como un revólver. Desde comienzos de 2004, más de 250.000 varones han sido sacados por la fuerza de sus casas, separados de sus familias, desposeídos de sus bienes en juicios inapelables y muchos enviados a la cárcel. Paralelamente, 190.000 varones han sido fichados en el Registro de Maltratadores y más de 25.000 desterrados de su entorno en el año 2005 mediante órdenes de alejamiento. Una ley destinada a perseguir al hombre, a veces sin otra prueba que la denuncia telefónica de su compañera, que no tiene parangón en ningún país europeo. Las medidas podrían tener justificación si en España la violencia contra la mujer fuera muy superior a la del resto de los países del entorno, pero ocurre justamente lo contrario; España es uno de los países más pacíficos del mundo (pincha AQUÍ).

- Lo más pernicioso es el hecho de establecer como verdad incuestionable que en las riñas entre parejas siempre el hombre es un elemento activo que trata de imponer su autoridad por la fuerza, y la mujer un elemento pasivo.

- La Ley contra la Violencia de Género es una ley inservible, ya que este tipo de violencia ha crecido en el último año en un 52%. Es una ley que habría que derogar sin dilación como se ha pedido en más de 100 autos al Constitucional, aunque sólo fuera para salvar el honor de centenares de jueces, policías y fiscales que tratan de aplicar una norma que divide a la sociedad, casi por partes iguales, en buenos y malos.

"La violencia no es cuestión de sexo. De las primeras 100 mujeres que entraron en mi refugio, 72 eran más agresivas que sus maridos" (Erin Pizzey, feminista que abrió el primer refugio para maltratadas en Londres).
.

1 comentario:

jimena dijo...

ahora mismo estoy viendo la película "Un crimen en el paraíso" (Francia, 2000). aunque está en clave de comedia (aunque yo la veo más bien dramática sin ser extremadamente seria, al menos al principio), es un ejemplo de matrimonio infeliz, donde la mujer es manipuladora y agresiva y está constantemente buscando las cosquillas a su marido, quien a raíz de todo eso tampoco tiene muy buenas intenciones...