Tiempo-fuera

Recordaréis que unos posts atrás expliqué con detenimiento ciertas pautas y consejos para reducir la agresividad en las discusiones de pareja y convertirlas así en situaciones enriquecedoras y productivas (pincha AQUÍ). Hoy voy a hablar de una técnica para la gente que le cuesta mucho controlar sus emociones y que actúa de forma demasiado impulsiva en los conflictos conyugales que se le presentan a lo largo de su relación; la técnica del "tiempo-fuera".

El "tiempo-fuera" es un recurso similar al "tiempo-muerto" de deportes cómo el baloncesto o el fútbol sala. En estos deportes, cuando uno de los equipos pide "tiempo-muerto", los equipos se dan una "tregua" para reorganizarse y aclarar sus ideas, y así afrontar con mayor efectividad y claridad el resto del partido. Durante ese tiempo el enfrentamiento se detiene, y ninguno de los dos equipos puede encestar, marcar goles, hacer faltas, y mucho menos ir donde el otro equipo a "curiosear" sus tácticas e intenciones.

El "tiempo-fuera" funciona prácticamente igual que el "tiempo-muerto". Cuando una pareja está inmersa en una discusión, y uno (o ambos) de los miembros percibe que la discusión no está siendo productiva o considera que no es el mejor momento o forma de aclarar sus diferencias, solicita un "tiempo-fuera". Entonces la dicusión se corta "de raíz", se aparca por completo y los miembros de la pareja reflexionan por separado sobre:
- El origen de la discusión.
- Las formas que se han utilizado.
- Cómo se ha podido sentir el otro.
- Cuál sería la forma más adecuada de comunicación.
- Y, sobre todo, CUAL SERÍA LA SOLUCIÓN PARA EVITAR FUTUROS CONFLICTOS.

Gracias a esta técnica, las discusiones agresivas y destructivas se cortan prácticamente siempre, y los cónyuges evitan momentos dolorosos, ofensivos y nada productivos. Cuando la pareja decida retomar el tema de discusión, las ánimos estarán mucho más calmados y la comunicación será más fluida y efectiva.

La técnica del "tiempo fuera" tiene unas estrictas normas de uso, que toda persona que decida utilizarla deberá cumplir rigurosamente:
- Es una técnica que ambos miembros pueden y deben utilizar. Nunca será un recurso unilateral.
- Esta técnica se puede utilizar en cualquier momento y en cualquier lugar.
- El "tiempo-fuera" siempre se concede.
- En el momento que uno de los miembros diga "tiempo-fuera", la discusión se corta por completo. Ni una palabra más, NI UNA.
- Nunca se reprochará el uso de esta técnica, JAMÁS. "Claro, como tú cuando tengo razón dices lo de tiempo-fuera"... ¡Nooo!
- Hay que esperar un tiempo prudencial después de que alguien pida un "tiempo-fuera" antes de volver a retomar la discusión. El tiempo de espera se regulará dependiendo de la pareja, el tema, y el enfado generado; en algunos casos media hora será suficiente, en otros habrá que esperar un día entero.
- Sería conveniente no estar juntos los instantes posteriores a la solicitud del "tiempo-fuera". Esto no siempre es posible; podéis estar en el coche, puede que estéis en el cine y la peli esté a punto de empezar, podríais estar en mitad de una cena... Siempre que puedas; vete a tu cuarto, sal a dar un paseo...

Ah, y cuando tu pareja pida un "tiempo-fuera" no te lo tomes a mal; piensa que es una decisión por el bien de la relación, y aprovecha para reflexionar profundamente sobre ello. Puedes aprovechar y releerte el post "Como discutir", y así podrás analizar los errores cometidos y cómo solventarlos.

4 comentarios:

Ele dijo...

Genial explicado, crack!!

Muaaaa

Ele dijo...

Esto cuándo se actualiza??? ;)

Muacksssssss

moi dijo...

pues no sé... de vez en cuando me gusta discutir, decir esas cosas que por mucho que lo intentes no eres capaz de decir, liberar tensiones...luego una vez desahogados: hablar ya con tranquilidad y solucionar las desavenencias.
será que discuto poco y por eso disfruto cuando se producen ;)

joaninha dijo...

Geniál, me ha venido muy bien, espero que me sirva para recuperar a la persona que he perdido por este motivo. Yo me pongo muy agresiva emocionalmente y me cuesta controlarme.
Siempre que él me ha pedido tiempo-fuera, me he enfadado tanto que la última vez me costó la relación...