Prostitución

"La prostitución es una decisión; de las cosas que puedes hacer, escoges esa. Gracias a un trabajo como ese se puede tirar adelante una familia; es una vía de autonomía para muchas mujeres. Se trata de un trabajo más; es un acuerdo entre dos personas adultas." (Merce Meroño, psicóloga, coordinadora del servicio de ayuda a las trabajadoras del sexo Ambit Dona)

"Hay que dar apoyo a todas, tanto a las que lo quieren dejar como a las que quieren continuar". (Lourdes Perramon, religiosa de la orden de las Oblatas, directora del centro El Lugar de la Mujer.)

"No aceptan a las trabajadoras sexuales de toda la vida y en cambio se aceptan los matrimonios de gays y lesbianas y les dan derechos que no tenemos nosotras. Somos muy modernos para aceptar esto, pero prehistóricos y falsos a la hora de aceptar el trabajo sexual como algo normal." (Blanca, prostituta)

"La prostitución obligada, ya sea porque las chicas vienen engañadas o porque directamente se las obliga, está ya penada en nuestra legislación; la policía tiene los medios para perseguir a los culpables. Este tipo de prostitución no es por tanto prostitución, sino que se acerca al esclavismo. La prostitución implicaría por tanto la decisión de la mujer que la ejerce, entre las posibilidades que tiene a mano. Este es el argumento más repetido entre las mujeres que aspiran a la legalización; si una mujer decide ser menos pobre y quiere utilizar para ello sus “facultades sexuales”, no debemos prohibírselo, sino ayudarla. La legalización ofrecería, además de derechos laborales y sociales a todas las prostitutas que lo desearan, sobre todo un camino para mejorar la imagen de las personas que se dedican a ello. ¿Pero seguiría siendo algo indigno? ¿Quién es nadie para decirles qué es indigno?" (Jordi Pérez, periodista)

En España, según el Instituto Nacional de Estadística, el 27 por ciento de los hombres entre 18 y 49 años reconocen que han ido con prostitutas alguna vez en su vida.
.

2 comentarios:

overthesea dijo...

En mi opinión sólo hay dos opciones justas.

1 (La que no me gusta) Que se castigue al cliente con quince dias de prisión. Aquí cabamos con la doble moral.

2 (La única posible) Que se legalize su libre ejercicio y se regule la explotción de los negocios en el sentid de que ellas pagun al dueño del local en su caso un porcentaje justo por uso de las instalaciones y que se siga castigndo lo más duramente posible a quien obligue a un mujer que n quiere hacerlo a ejerzer la prostitución

overthesea dijo...

Perdona...Me he comprado un teclado "flexible" en un chino y este es el resultado...Ya vas tu juntando las letras