Represión

“La represión es lo que se niega más lo que se afirma. Por ello, el cuerpo femenino al estar menos sexualizado, está menos reprimido que el del hombre.”

(Marcos Sanz, Sexólogo y Doctor en Sociología)

7 comentarios:

Jimena dijo...

Lamentablemente me pierdo en la explicación global, no sé qué quiere decir (no entiendoa qué se refiere con "cuerpo femenino menos sexualizado" y en qué sentido está "menos reprimido que el del hombre").
Pero el grafiquito está genial...!!! :D

Anónimo dijo...

Ya somos dos... que se han perdido...

Anónimo dijo...

tres

SEXOLOGO dijo...

La represión no es sólo lo que se niega (por ejemplo "las mujeres no deben tener muchos compañeros eróticos", o "las mujeres no deben mantener relaciones eróticas en la primera cita"), sino que también es lo que se afirma ("los hombres siempre tienen que tener ganas de mantener relaciones eróticas").

De esta forma, Marcos explica de forma magistral, que el cuerpo femenino está menos reprimido que el del hombre, ya que al estar menos sexualizado (no tiene marcadas tantas pautas y clichés sobre su sexualidad), es más sencillo construir una sexualidad sana, satisfactoria y sin tantas obligaciones y preocupaciones. El cuerpo del hombre en cambio está más reprimido al estar más sexualizado; con sus estereotipos de "atractivo erótico", sus estrictas pautas de comportamiento, su hiper-deseo...

Vamos, que en la sexualidad y el erotismo, al igual que en casi todas las materias de la vida, es más fácil construir en donde no hay nada o hay muy poco, que en donde hay mucho construido; ya que en este último caso antes de construir, debemos "destruir".

Anónimo dijo...

mmm, entonces no se si estoy de acuerdo en que los hombres lo tienen más dificil.

Porque el hecho de que se diga "la mujer no debe tener deseo" ya hace que se sienta mal si lo tiene.

Y tampoco permite tener relaciones sexuales satisfactorias, porque tienen que guardar las formas.
lo "decente" durante muchos años ha sid que la mujer se tumbe en la cama y se deje hacer.

Claro, que el hombre también tenía otro tipo de problemas. Sobre todo con el "descubrimiento" del orgasmo femenino.
Si la mujer debe dejarse hacer, el hombre debe estar a la altura y estar pendiente del disfrute de ambos.

Es mucha presión, desde luego.
Pero no mayor que la de "debo tener sexo en la primera cita?" "hasta cuando debo esperar?" "pensará que soy ligerita de cascos si le hago una felación?", y otras muchisimas como esta que todavía, por desgracia, se siguen oyendo.

Por suerte, el prototipo de mujer recatada se está cayendo a pedazos. Por desgracia, la idea de que es el hombre quien debe proporcionar placer, no.

Sí, todavía quedan cosas por hacer.

jimena dijo...

Gracias por la explicación :)
Igual creo que me llevaría una anti-sexy comedura de olla decir si estoy de acuerdo o no con la frase, y de qué poco me serviría el sobrecalentamiento neuronal especialmente un domingo por la noche... os lo dejo a vosotros los profesionales, Sexólogos, Sociólogos etc ;)

Sophie dijo...

mmmm, no estoy de acuerdo.

La sexualidad de la mujer aún sigue siendo muy estereotipada.
Aún se sigue viendo mal una mujer de 40 con alguien de 30 por ejemplo (no así si fuera al revés).
A la mujer generalmente no se le "permite" decir que disfruta del sexo, de la masturbación... pocas lo admiten abiertamente y quienes lo hacen tienen la mirada de gran parte de la sociedad (incluyendo a los hombres en primer lugar prejuzgando).

Todos tenemos conductas que marca la sociedad, pero la mujer tiene dobles mensajes. A partir de su "liberación femenina" están condenadas a luchar entre ser una dama y una mujer... en cambio los hombres pueden ser caballeros y decir que gozan del sexo sin problemas. ;-)

Me gustó este blog... y si me permites te agregaré en los links de uno de mis blogs (el colectivo que hacemos llamado PUNTO G).

Besos