Cartas de amor (2)

[Continuación del post Cartas de amor (1)]

La Carta de Amor es un recurso que puede utilizarse siempre que se considere que es la forma más adecuada de transmitir algo. Pero al igual que el Tiempo-fuera, tiene unas importantes normas de uso que siempre deberíamos cumplir. Ahí van:

- Procura escribirla en un sitio donde no puedan molestarte. Lógicamente es muy conveniente que tu pareja no esté presente, y que no pueda entrar e interrumpirte. Y no lo hagas deprisa y corriendo; busca un momento adecuado en donde puedas tomarte tu tiempo.

- Puedes empezar con la siguiente frase: "Te escribo esta carta/e-mail porque me gustaría compartir mis sentimientos contigo".

- Habla en primera persona. Explícale como te sientes o cómo te has sentido TÚ, dile cómo te gustaría A TI que él/ella actuase, dile lo que te ha molestado...

- Sigue las mismas pautas que deberíamos seguir cuando nos comunicamos en persona: Sé empático, humilde, asertivo, reconoce tus errores, céntrate en buscar soluciones, utiliza las expresiones "te quiero/gracias/lo siento", etc.

- Sé sincer@. La carta de amor no es un recurso para que tu pareja se sienta bien, sino para resolver un conflicto, aunque al principio pueda resultar doloroso. Y nada de irte por las ramas; sé asertivo pero claro.

- Es importante que estructures la carta con el Método Sandwich: 1.- Empieza la carta con algo positivo (un piropo, un agradecimiento, etc.), 2.- Haz tu petición o tu crítica de forma sincera y asertiva, y 3.- Acaba la carta con algo positivo (una muestra de afecto, un frase esperanzadora y que transmita ánimo, etc.)

- Cuando acabes de escribirla, imagínate que eres tu pareja y vuelve a leerla un par de veces. Pero ponte en su piel, con mucha empatía.

- Cuando se la entregues a tu pareja, es preferible que tú no estés presente. Si es un e-mail mándaselo cuando pueda leerlo a solas (puedes mandarle un sms avisando que tiene un e-mail), y si es manuscrita déjasela en un lugar para que la encuentre cuando no estés tú. Y si no te queda más remedio que dársela en mano, dásela y vete: a tomar algo, a dar un paseo, a charlar con tu mejor amig@...

- Nunca estropees la esencia de la carta de amor. No la utilices como arma arrojadiza, sino que deberás utilizarla como recurso constructivo. Está prohibido atacar con ella. Para comprobar que no la utilizas de forma errónea, revisa estas normas con la carta delante una vez hayas acabado de escribirla.

- Si te mandan una carta de amor no te lo tomes como algo negativo; la que hay trás una carta de amor es que tu cónyuge te quiere y que desea resolver un conflicto para que mejoréis y maduréis como pareja. ¡Y que no quiere perderte!

- Puedes responder una carta de amor con otra carta de amor, pero antes date un tiempo para reflexionar y para apaciguar tus emociones. Recuerda que las cartas de amor no son armas para atacar ni contraatacar, sino recursos para solucionar conflictos y mejorar relaciones.

Y para acabar animaros a que no os cortéis a la hora de escribir cartas de amor, ya que puede evitaros muchos problemas y mejorar ostensiblemente vuestra forma de relacionaros. Pero recordaros también que éste es un recurso para enriquecer y ampliar vuestras habilidades en "resolución de conflictos", nunca para sustituir otros recursos que ya tengáis. Por ello no debéis abusar de él en detrimento de las conversaciones asertivas cara a cara. Espero que sepáis utilizarla de forma inteligente y os resulte una técnica útil y efectiva.

2 comentarios:

teatrera dijo...

Aunque valoro positivamente los consejos que das en estos 2 artículos y creo que son muy útiles, para mí una carta de amor es otra cosa.

Anónimo dijo...

hacer una carta de amor es demaciado facil nada mas tienes que decir lo que seintes por esa persona