Celos y celotipias

- Es la patología que mayor dolor y malestar provoca en las relaciones de pareja.

- Los tres elementos esenciales de los celos son: Sentido de posesión, temor a la pérdida, y sospecha/certeza de un rival.

- Aunque son muy habituales y se dan en todas las culturas, no son universales; hay algunas personas (pocas) que no han sentido ni sentirán celos nunca.

- Los hombres suelen reaccionar con ira y agresividad, las mujeres con depresión y tristeza.

- Aproximadamente el 60% de los casos de "violencia de género" están íntimamente relacionados con los celos.

- El controlar a la pareja (mirar su móvil, leer los e-mails que recibe, seguirle...) lejos de aliviar, empeora la situación; cada vez es mayor la necesidad de hacerlo.

- Cierto nivel de celos a la larga puede resultar positivo: Aumentan el deseo, son un remedio contra el aburrimiento...

(Arun Mansukhani, sexólogo especialista en el tratamiento integral de la celotipia)

1 comentario:

Amanda. dijo...

No sé quién es el tal Arun, pero vamos, que se ha lucido.

Los celos no son una patología, la patología es el trastorno delirante de tipo celotípico. El celo racional (la inmensa mayoría tienen fundamento) no se consideran una patología, sino el origen de otra patología llamada "trastorno obsesivo." Vamos, que ser celoso no es en absoluto una enfermedad a menos que derive en obsesión o a menos que sea de tipo delirante.

Por delirante se entiende el convencimiento de que existe una infidelidad cuando ésta no existe. Interpretan generalmente cualquier acto de la realidad encajándolo en su delirio (una llamada al móvil de su pareja se interpreta como una llamada del amante, por ejemplo.)

No hay que confundir, en absoluto, el que esto sea cierto y que no se pueda soportar (idea obsesiva) con los celos.

En la violencia de género no suelen haber ideas delirantes, son casos raros. Suele haber una obsesión. Y en general el trastorno conlleva ideas más ancladas en machismo, dignidad, narcicismo e incluso psicopatía que no celos propiamente dichos.

En fin, era una puntualización (bueno, varias), porque de verdad que el textito se las trae.

Remitirse al DSM-IV R, por favor.