Estos franceses...

"En un plano puramente lógico y deontológico, los psicólogos deberían denunciar la pareja exclusiva como fenómeno patológico, y el enamoramiento inicial como estado neurótico por ser una ilusión"
(Serge Chaumier, sociólogo francés y profesor universitario)

"En los años noventa y 2000 la noción de pareja se ha vuelto definitivamente antigua. Mejor; ya no podíamos respirar en ese búnker estrecho, mezquino, esas camas para dos que huelen a jazmín marchito y a remordimiento caduco. El concepto de fidelidad se ha vuelto tan ridículo, anticuado y bárbaro como antes lo era el de la castidad."
(Yann Moix, escritor y director francés)

"Basta con mirar a nuestro alrededor para constatar como triunfan los divorcios agrios, las separaciones dolorosas, la violencia conyugal, las miserias sexuales, el bovarismo generalizado, el carácter insípido y aburrido de historias rutinarias. De ahí la necesidad de reconsiderar las leyes amorosas occidentales para intentar acabar con la forma obligada de pareja fusional, deseosa de complementariedad e inscrita primitivamente en una voluntad de eternidad."
(Michel Onfray, filósofo y escritor francés)
.

3 comentarios:

Claudine dijo...

Precisamente porque corren nuevos tiempos entiendo menos la infidelidad. Que ocurriera antes, cuando por convención social tenías que tragar con ese aburrimiento del que se habla, cuando no malos tratos. Hoy en día no veo ninguna necesidad, ni social, ni económica cuando casi siempre trabajan los dos miembros de la pareja, de permanecer juntos si hay otra persona que nos atraiga más.

Y no niego que el enamoramiento inicial es un estado de imbecilidad transitoria, pero bendita imbecilidad. El que lo ha vivido en su plenitud lo sabe. De hecho eso es lo que me parece que buscan algunos y algunas en sus aventuras, volver a sentir esas mariposillas en el estómago.

Anónimo dijo...

yo estoy de acuerdo con Claudine. De todas maneras quisiera decir que es muy fácil decir que la infidelidad es normal y que no es para tanto. Estoy de acuerdo teoricamente porque a la práctica cuando te ponen los cuerrnos lo pasas muy mal. Ya sé que es fruto de nuestra cultura pero si yo lo he pasado tan mal por los cuernos tampoco se lo deseo a mi pareja. Es más, mucha gente que pone los cuerrnos no acepta que se los pongan.

Caótica dijo...

Que entendemos por normal? Si lo entendemos como habitual... si lo es.