Inseparables

Curioso lo que Evelyne Le Garrec (1979) constata, al imaginar que un extraterrestre observara la costumbre de los terrícolas de estar siempre en pareja:

"Esta especie extraña, sin duda única en el universo, no está compuesta por individuos autónomos sino de entidades formadas por dos partes, una masculina y otra femenina, o "pareja". Se trata claramente de un proceso inverso al de la ameba, que, de un todo, forma dos partes. Aquí, dos trozos, separados al principio, se atraen mediante un procedimiento mágico conocido por el nombre de "gran amor", se unen sólidamente uno al otro e, independientemente del malestar resultante, devienen teóricamente inseparables."


3 comentarios:

Anónimo dijo...

qué horrible debía ser la vida en 1979 :(

Basileia dijo...

Una cosa es la teoría y otra la práctica...

Caótica dijo...

...lo peor es que mucha gente se lo cree.