Cuidando amistades

[Continuación del post Tipos de amigos]

¿No quieres perder a ese amig@ tan importante que has hecho hace poco? ¿Hace tiempo que no sabes nada de él y te da pereza llamarle? No voy a dar grandes remedios ni sorprendentes indicaciones, pero puede que a alguno le venga bien repasar qué es lo que debería hacer para no perder ciertas relaciones de amistad, y también para evitar que se transforme en una "simple" amistad tipo A. Allá vamos:

- Estas amistades (las B2) tienen que "recordarse" periódicamente. Algunas con verse una vez al mes será suficiente, otras será necesario una o dos veces por semana como mínimo. La pereza, el alto ritmo de vida, la dejadez o esperar que sea el otr@ quien llame, puede ser fatal para esa amistad tan valiosa.

- Es importante que haya un intercambio de confesiones. Si él/ella te cuenta toda su vida y te revela sus secretos mejor guardados, y tú sólo le hablas de lo mal que está el Athletic o de lo fuerte que te parece que Fran Rivera haya roto con su novia, mal vamos. No es suficiente que te cuente sus cosas y escuchar; también hay que hablar de ti.

- También tiene que haber un intercambio de "malos momentos". No será suficiente con no huir cuando reclame tu apoyo, también tiene que sentir que confías en él cuando buscas apoyo. Por muy buen amig@ que te sientas al escucharle y apoyarle, es una amistad sin mucho futuro si tú no confías en él/ella cuando tú estás mal. En este tipo de relaciones de amistad, es importante ayudar, pero también es importante saber pedir ayuda.

- Es un buen amig@ para lo malo, pero también para lo bueno. No le puedes dejar siempre de lado cuando te apetecen planes agradables y divertidos, porque sentirá que sólo lo quieres de pañuelo en donde llorar tus penas. "Es que no le gusta el fútbol y para mí el deporte rey es sagrado", "Es que es fe@ e introvertido y yo salgo a ligar", ", "Es que no le gusta jugar al squash y a mí es lo que más me gusta"... Si excusas para no contar con él/ella seguro que tienes, pero eso no te inmuniza ante una posible pérdida de ese amig@ que tanto has valorado cuando lo has pasando mal. Tú verás, pero creo que hay tiempo para todo; es cuestión de tener voluntad y organizarse...

3 comentarios:

Enigmática dijo...

Parece que voy a descubrir hoy por qué no conservo ciertas amistades... no suelo contar mis penas, no va conmigo contar mis cosas y mucho menos las negativas. Soy muy celosa con mi vida.

Besos,

Enigmática

Africa dijo...

Me parece que está muy bien este post. Muchas veces dejamos de ver a algún amigo sólo por pereza, por esperar a que nos llame él o por no encontrar un rato por las agitadas vidas que llevamos. Mal tema es ese, porque cuanto más tiempo pase más difícil es encontrar un hueco para verse, y luego resulta muy triste mirar atrás y ver que se ha perdido una bonita amistad sólo por no haber puesto empeño en mantenerla. Deberíamos cuidar más a nuestros amigos.

Un beso.

Eu^^ dijo...

^^