Proxenetas

Anoche estuve viendo un debate en un programa de televisión, sobre la prostitución y sus anuncios en prensa. El programa era todo calidad: educativo, cultural, pura imparcialidad y todo profesionalidad: La Noria.

El debate sobre la prostitución tiene mucha miga, y puede que algún día me dedique al tema en mayor profundidad (alguna cosilla ya escribí en ESTE post). Pero lo que ayer me sacaba de mis casillas no era el tema de debate, sino la saturación de mentiras y la demagogia que se pudo contemplar en el plató televisivo.

Empezamos: En el programa decían que la mayoría de las prostitutas son forzadas u obligadas a ejercer su trabajo. Alguno se atrevió a dar el dato del 95%. Esta cifra está siendo utilizada por colectivos como la Plataforma para la Abolición de la Prostitución, el sindicato UGT o el Instituto de la Mujer. Esta cifra es sencillamente FALSA. ¿Alguien me puede decir de dónde sale este dato? ¿Que estudio CIENTÍFICO lo avala? Sencillamente es una MENTIRA como un catedral.

Los colectivos que están más cerca de las trabajadoras del sexo, como el Colectivo Hetaira, tampoco manejan datos científicos y contrastados, pero para mí son más fiables que los que hablan desde la lejanía y el desconocimiento. Para este colectivo, alrededor del 85% de las trabajadoras del sexo lo hacen libremente y sin ningún tipo de coacción. No sé si será tanto como el 85%, pero lo que está claro es que el dato del 5% no es cierto, dato inventado y completamente falso, cuya intención es sensibilizar a la sociedad con una mentira para intentar conseguir un objetivo completamente utópico: hacer desaparecer la prostitución.

También mezclaron términos y expresiones que difieren brutalmente unas de otras: No tiene nada que ver el que no te guste tu trabajo, con que te obliguen bajo coacción a trabajar en algo que no quieres. Probablemente la mayoría de las trabajadoras del sexo hayan elegido su oficio libremente, pero probablemente a la mayoría no les guste. Pero eso le pasa a más del 80% de los españoles. ¿O qué os pensáis, que el repartidor de butano disfruta de su trabajo? ¿Y el peón que está deslomándose desescombrando por un sueldo miserable, pensáis que no le gustaría cambiar de trabajo?

Pero lo más increíble fue la más absoluta despreocupación que varios contertulios demostraron al llamar "proxenetas" a los medios de comunicación que admitían anuncios de prostitución. Efectivamente, y tal como lo decían en el programa, un proxeneta es "aquel que obtiene beneficios de la prostitución de otra persona" (www.rae.es). Pero evidentemente esta definición hay que matizarla, porque si el director de "El País" es un proxeneta por enriquecerse con este tipo de anuncios, también serían proxenetas: El taxista que lleva a la prostituta a la Casa de Campo a trabajar, la empresa de tangas por fabricar el "uniforme" de las trabajadoras del sexo, Durex por proporcionar a las prostitutas su herramienta de trabajo, Médicos sin Fronteras por admitir una donación de una trabajadora del sexo... Todos ellos están obteniendo beneficios de la prostitución de otra persona. Incluso también lo serían todos los trabajadores del programa de "La Noria", por estar ayer ganando dinero hablando de la prostitución (el que otras se prostituyan posibilita que a mí me paguen para hablar de ellas en TV).

Mi definición personal de PROXENETA: Aquel que gana dinero DIRECTAMENTE de la prostitución de otra persona, sin que le proporcione ningún servicio a cambio o sin que la otra persona haya elegido libremente dicho servicio. (¿Qué os parece?)

Para acabar, decir que me parece ridículo que los colectivos que luchan por la abolición de la prostitución defiendan que no debe ser legalizada argumentándolo con que la mayoría de las prostitutas están forzadas a trabajar en ello. Estoy seguro que eso no es así, pero aunque lo fuere; ¿y qué? ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Habrá que perseguir a las mafias y a los proxenetas (los de verdad), y no perseguir un oficio que ejercen millones de mujeres en todo el mundo y que debería estar regulado como cualquier otro trabajo. ¿O es que, por ejemplo, porque haya violencia (física y/o verbal) en el seno de muchas parejas, habría que luchar por la abolición de las relaciones de pareja? Es que, por favor...

Mientras haya una sola trabajadora del sexo que haya elegido libremente su trabajo, deberemos reivindicar sus plenos derechos laborales. Y os dejo el enlace a un artículo realmente interesante sobre el tema publicado en la página de la UNESCO: pincha AQUÍ.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Podemos abolir el trabajo?? es que yo me siento obligado a trabajar para vivir, y no me gusta.

Completamente de acuerdo contigo, sexólogo. Las trabajadoras sexuales deberían gozar de los mismos derechos que cualquier otro trabajador. Y por supuesto, gozar de una serie de ventajas que ahora no tienen.
Pienso que existe un vacío legal entorno a la prostitución que es precisamente el que favorece la aparición de mafias.

Por poner un ejemplo: las farmacias y sus drogas están reguladas y controladas, sin embargo, los camellos están perseguidos.

Solo un pequeño apunte: supongo que cuando hablas de estudios científicos quieres decir estudios sociológicos ;)

SEXOLOGO dijo...

No; me refiero a estudios científicos, que pueden ser estudios sociológicos o de cualquier otra ciencia. La sociología es una ciencia (que trata las sociedades humanas), al igual que la psicología (que estudia los procesos mentales), o la sexología, las matemáticas, la física...

Cuando hablo de estudios científicos me refiero a estudios que respetan las exigencias de precisión y objetividad propias de la metodología de todas las ciencias.

Un saludo y gracias por exponer tu duda.

Ana dijo...

El tema de la prostitución es muy difícil, y lo peor es que se juntan demasiadas perspectivas (laboral-legal, médico, moral) a la hora de tratarlo.

No me termina de convencer la comparación entre el obrero deslomado y el trabajo de la prostituta. Aunque sea un tópico recurrir a esto (lo sé lo sé), para mí el sexo no es una profesión como tal, aunque la gente se gane la vida con ello. Quiero decir, el obrero trabaja en la construcción porque ha aprendido un oficio.

Y ese es uno de los mayores argumentos que usan los detractores de la prostitución es el dinero que se mueve en relación con esta "no-especialización": "si son prostitutas es porque ganan mucho dinero, si no han estudiado o han aprendido un oficio que se pongan a fregar suelos, pero claro, eso no da dinero..."

En conclusión: no sé nada. Sigue siendo muy complicado hablar de prostitución sin caer en un tópico u otro... como para poder llegar a una solución social.

Saludos.

teatrera dijo...

Me llama la atención que tanto el artículo que escribes, como la mayoría de veces que se trata este tema, se habla siempre en femenino.

Tanta igualdad para la mujer que terminamos olvidando a quien queremos equipararnos.

Anónimo dijo...

Ana, esa argumento se cae por su propio peso.
Si la prostitución no es un trabajo porque no se ha aprendido un oficio, no se les puede mandar a fregar suelos porque tampoco es necesario estudiar o aprender un oficio.

Tampoco lo sería ser cajero de supermercado, por poner otro ejemplo.

En cuanto a la moral, cada uno es libre de elegir el camino por el que acceder al dinero. La prostitución es una vía fácil, que no perjudica a nadie. Por tanto, nadie sino esas mismas personas pueden decidir si es moral o no lo es.

Teatrera, tienes razón. Pero también es verdad que la mayor parte de las personas que se prostituyen son mujeres. Según la RAE, se puede generalizar en femenino cuando son mayoría.
No hay problema con eso ;)

Enigmática dijo...

Este tipo de programas intento no verlos, porque para cabrearme tengo suficiente con ver mi contrato o mi nómina ajaja. Bromas a parte, dicen una sarta de tonterías, mentiras y sandeces, sin ánimo de ofender... como tantos socialistas...

Besos,

Enigmática

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo pero a la hora de hablar de prostitución hay algo que me cabrea muchísimo, y es el tema de los clientes. Hace un par de años tuve que realizar un pequeño trabajo sobre trabajadoras del sexo en Barcelona. Mi idea era hablar un poco sobre los clientes y para mi sorpresa no encontré casi nada. Tan solo que un cliente pude ser cualquiera. ¿por qué se habla siempre de la oferta y no de la demanda? para muchos es mejor seguir hablando de ellas y culpabilizarlas de todo, porque como cualquiera puede ser cliente...

Anónimo dijo...

A mi manera de ver, la prostitución es tan solo una OBLIGACION para la mujer que esta en un nivel económico bastante bajo (excepto para aquellas que tienen suficiente mente sucia como para acostarse con todos y gustarle), y otra cosa es el peligro inminente de una ETS las cuales estan tan arraigadas hoy en día...

A lo que me refiero es que hay que dejarlas, la prostitución es un trabajo como cualquier otro, solo hay que tener cuidado de utilizar el condon y nada más...