Somos diferentes

* Los hombres somos más altos que las mujeres. Sí, ya sé que hay muchas mujeres más altas que muchos hombres, pero ¿es o no es verdad que la mayoría de las mujeres son más bajas que la mayoría de los hombres? Pues entonces los hombres (en general) somos más altos que las mujeres (en general).

* Los hombres tenemos más pelo que las mujeres. Y no me refiero a tener el pelo más largo, me refiero a tener más pelos; vamos, que tenemos más partes del cuerpo en donde nos crece pelo. Esto nadie los discute, ¿verdad? Qué sí, que tu suegra tiene un bigote que supera al de muchos hombres... Pero estamos generalizando, ¿recuerdas?

* Los hombres tenemos más fuerza que las mujeres; es una cuestión de cantidad y distribución muscular. Las mujeres en cambio son más flexibles que los hombres. En lo de la fuerza no sé yo, pero en la falta de flexibilidad yo soy el mejor ejemplo, jeje...

En muchas culturas y sociedades se han utilizado estas y muchas otras diferencias sexuales como excusa para discriminar a la mujer. Por ello se inició hace unas décadas una lucha para que la mujer tuviese los mismos derechos y oportunidades que los hombres; pero en lugar de luchar contra la discriminación, desgraciadamente se luchó contra la diferencia. Las diferencias de las que he hablado antes (cantidad de pelo, fuerza, altura, flexibilidad...) nadie las discute, porque son más que evidentes. Pero por culpa de un enfoque equivocado de una lucha muy loable y necesaria, hoy en día es políticamente incorrecto decir que los hombres y las mujeres somos diferentes en aspectos que no sean físicos.

Pues señoras y señores, hoy voy a ser políticamente incorrecto. Los hombres y las mujeres somos diferentes en aspectos que no son físicos, y sólo por el hecho de ser HOMBRE o ser MUJER; no por cuestiones sociales ni educativas. Somos diferentes, por ejemplo, en:

* El nivel de deseo erótico. El deseo está principal y directamente relacionado con la testosterona (además de con más cosas), y todos sabéis que los hombres tenemos mucha más. Así que los hombres tenemos un mayor deseo erótico. Qué sí, que tú eres mujer y estás todo el día con ganas... pero no sabes la cantidad de hombres que hay como tú... y más...

* Orientación espacial / capacidad verbal. No se sabe muy bien por qué pasa concretamente con estas dos capacidades, pero hay estudios que demuestran que cuanto mayor sea tu orientación, menor es tu capacidad verbal, y a la inversa. Y como os podéis imaginar, las mujeres suelen flojear más en la orientación (y sigo generalizando...). Pero entonces, ¿por qué la mayoría de "oradores" importantes son hombres, si las mujeres tienen una mayor capacidad verbal? Políticos, presentadores, profesores de universidad, locutores... Pues aquí sí que sólo podemos hablar de discriminación y una clara DESIGUALDAD de oportunidades.

* Agresividad, competitividad y dominancia. ¿En qué sexo es mayor? Si es que vosotros también sois un poquito políticamente incorrectos... Pues efectivamente, es mayor en los hombres. Si aceptásemos esto como una realidad, no nos agobiaríamos tanto en querer conseguir que haya tantas mujeres como hombres de jefes. El problema no es que haya más hombres jefes, el problema es que la calidad laboral y de vida de los jefes sea mayor que el de las "no jefes"... Vamos, que esto va más con cuestiones de justicia social y laboral, que con sexismos y machismos.

* Maternidad / paternidad: El tener hijos, criarlos, verlos crecer, educarlos... es algo que se vive de forma muy diferente si eres padre o si eres madre. Aunque esto tampoco se discute mucho; el llevar a tu hijo 9 meses dentro de ti es algo que la mayoría coinciden en dar especial importancia... Vamos, que una madre quiere más a sus hijos que un padre. ¿Y tú a quien quieres más, a papa o a mama? Si es que los niños pasan de la corrección política...

* Hacer dos cosas a la vez. Es cierto que a los hombres nos cuesta más hacer dos cosas a la vez, pero también es cierto que nos concentramos mejor en una única tarea. Vamos, que para hacer muchas cosas a la vez es mejor ser mujer, pero para concentrarte en una sola cosa importante (por ejemplo, conducir), es preferible ser hombre.

Sobre este tema podría estar escribiendo páginas y páginas, pero prefiero daros la palabra a vosotras/os. ¿Qué os parece? ¿Estáis de acuerdo? ¿Qué otras diferencias destacaríais entre los hombres y las mujeres? Yo ya hable de una AQUÍ...



(Con lo que me gustaba a mí este anuncio...)

13 comentarios:

SuperCow_cronOPIO dijo...

jajaja que buen comercial y definitivamente no somos iguales, saludos

pedro.oc dijo...

"...por culpa de un enfoque equivocado...". Cuanta razón tienes. Por un enfoque equivocado, a las mujeres se les explota aún más que antes. La lucha debía haberse centrado en un buen sueldo por ser madres de forma que nunca fuesen dependientes de sus maridos y sus dineros. (cosa que se hace en Noruega desde hace mucho tiempo) Creo que esta es la tarea pendiente, si uno de los padres quiere quedarse en el hogar para cuidar y educar al niño (los colegios no tienen esa labor, dan conocimiento, no educan), por qué no cobrar un suelo generoso. De todas formas se ha conseguido mucho pero decir que "somos iguales" es un error, y . Aquí dejo un doc.

Otra cosita, el binomio orientación/capaciad verbal, viene de mucho mucho antes, es decir de cuando los hombres, más fuertes, salían a cazar. Son muchos milenios haciendo practicamente lo mismo. Más tarde fueron los hombres los que salían con el ganado. No es de extrañar que a la larga, el hombre se haya "especializado" en orientación espacial, mientras que la mujer era la que se comunicaba en la aldea.

Recuerdo un amigo que decía, justificandose de no levantarse por las noches cuando el niño lloraba: "No es mi culpa si la evolución no me ha dotado de senos para darle de comer al niño".

Fredy dijo...

Esto me recuerda mucho al libro de por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas. El cual recomiendo.

Apoyo todo lo que dices. Entre hombres y mujeres hay diferencias físicas infranqueables y existen. Hay cualidades que unos tienen más desarrollados que otros y no vamos a hacer una guerra de sexos por ello.

Hay más estudiantes de enfermería mujeres que hombres, y hay más estudiantes de telecomunicaciones chicos, no se podría hacer nunca una regulación de emrpesas que igualara el número de trabajadores porque entonces sería una ventaja para la minoría del sexo que estudia esa carrera (y a la práctica ninguna empresa podría aplicarla).

Lo que sí deberían hacer, por mucho que las mujeres no lleguen a los puestos importantes aunque muchas estén capacitadas, y yo creo que lo harían mejor... es que cobren lo mismo que los hombres. Hay una realidad en España y es que las mujeres cobran un 30% menos que los hombres y eso debería eliminarse ya.

En fin, buen blog. Estaba buscando blogs que participasen en el concurso para votarlos y este me ha gustado. Tan solo me queda invitarte al mío y que lo votes si te gusta, aunque es de ficción. En Tierra Firme y si te gusta puedes votarlo haciendo click aquí.

Anónimo dijo...

Hasta cierto punto estoy de acuerdo contigo.
Las diferencias físicas son indiscutibles. Pero hay otras cosas de las que no estoy tan segura.

El deseo erótico, por ejemplo. A mi me parece más una cuestión cultural, puesto que muchas mujeres siguen con el tabú.
Todavía existe la concepción "si un tio se acuesta con muchas es un campeón, si una tía se acuesta con muchos es una zorra".
El médico y psiquiatra John Bancroft, publicó un interesante artículo titulado "El deseo sexual" en el que concluye que la testosterona tiene influencia en el deseo sexual, pero no de una manera exponencial (a más testosterona, más deseo), sino que llegados a la cantidad normal en hombres y en mujeres, más hormona no provoca más deseo.

Sobre orientación, tengo la peor orientacion que pueda existir en este mundo, y no se si se debe al hecho de ser mujer. Pero ahí prefiero que hablen otras con una mayor capacidad.

También estoy de acuerdo que los hombres son más competitivos en general. Pero también atribuyo la dominancia y la agresividad a factores psicológicos y culturales. Sobre todo lo de la dominancia.

En cuanto al deseo de tener hijos, tampoco estoy de acuerdo. Un hombre involucrado con el embarazo incluso puede sentir los efectos del mismo.
Sin embargo, aqui hay mucho de cultural.
Por un lado, aún sigue la creencia de que toda mujer para sentirse realizada como persona necesita ser madre. Y por otro lado, se considera que la crianza de los hijos sigue siendo trabajo casi exclusivo de las mujeres, por lo que aún muchos hombres se siguen desentendiendo un poco.

En cuanto a la pregunta "a quien quieres más, a papá o a mamá?", siempre he detestado esa pregunta. Los niños no son políticamente incorrectos, quien es políticament (y psicológicamente) incorreco es quien realiza la pregunta. Y ante la obligación de responder a esa pregunta, muchos sienten que están fallando a uno de sus progenitores en detrimento del otro.

Existen muchísimas diferencias, Sexólogo. Probablemente no solo físicas.
Pero la mayoría de las diferencias, y desde mi punto de vista y experiencia, se deben más a factores sociales que fisiológicos.

Anónimo dijo...

en tu artículo no se menciona la cuestión cultural, que a mi parecer es muy importante, incluso más que la biológica, y si no pregúntaselo a una antropóloga o antropólogo.

gradisca dijo...

la verdad es que lo cultural es muy importante. A lo mejor las mujeres no hemos tenido una educación (ni los hombres creo) donde se pueda decir, " me gusta follar" o a lo mejor muchas mujeres y hombres no han tenido muy buenas experiencias sexuales debido a la cultura patriarcal.

Nebulina dijo...

Ni mejores ni peores, pero siempre hay qeu recordar que somos diferentes...

Anónimo dijo...

Gracias a Dios.... ¡Somos diferentes! De lo contrario ¡Qué aburrido sería!

Anónimo dijo...

Hace tiempo que entro de vez en cuando a tu blog y te felicito, escribes de forma muy amena y los contenidos están muy bien. Aunque otras veces he tenido ganas, hoy me animo a opinar al hilo de las diferencias entre hombres y mujeres, sobretodo en el punto de maternidad/paternidad. De acuerdo en que el género y el sexo influyen a la hora de vivir la maternidad o paternidad, y que el hecho del embarazo facilita la creación de un vínculo diferente con el bebé. No obstante, no creo que una madre quiera más a sus hijos que un padre, en todo caso opino que pueden ser maneras de amar diferentes y condicionadas por la interacción más o menos temprana con el feto/hijo. La manera de querer creo que está más condicionada por factores individuales y de historia personal, por el hecho de haber podido soñar al hijo antes de tenerlo, etc. Por mi trabajo (psicóloga que trata con familias) te aseguro que no se puede afirmar "quien quiere más", sino "cómo y porqué se quiere a los hijos". Y lo que es una soberana putada es preguntarle a un niño a quien quiere más, en eso estoy completamente de acuerdo con el comentario anterior.
Saludos!

S. dijo...

Me he enganchao a tu blog.

naturline dijo...

Fantástico relato redacta usted preciosamente bien felicidades, tiene usted un lector fiel, fantásticas ilustraciones, muchas gracias por los post que nos a dejado.
Reciba un afectuoso saludo.
Natur Line

Caótica dijo...

Es una cuestión compleja, sin duda, e interesante. Sin embargo, creo que ningun lector de este blog debería leerlo pensando en que tiene rigor científico, sino como un simple blog de opinión, donde las entradas responden simple y llanamente a las opiniones subjetivas de su autor.

Anónimo dijo...

Hola, que si somos o no somos iguales, que si tenemos o no las mismas oportunidades, que si hay más o menos jefas, que si pregunta por el "encargado","jefe","medico" etc....¿ a que nadie se cuestiona si la Tierra es redonda o no?.Cuando nos dejaremos de cuestionar todo lo que he puesto arriba, es cuando podemos decir que damos por zanjada la cuestión.La Tierra es redonda y punto.De mientras que me habrán la puerta, que se hagan los graciosos a ver si pillan cacho conmigo, que me carguen las bolsas de la compra, que para eso tienen más masa muscular que yo.