Papa, condones y sida

El Papa, en su visita al continente africano, ha hablado de SIDA y preservativos. Es curioso cómo en eventos como éste, los medios de comunicación están a la caza de las palabras más jugosas para poder sacarlas de contexto y así redactar titulares morbosos y llamativos que generen una gran curiosidad al lector, revuelvan conciencias y sensibilidades, y que provoquen un inevitable enfrentamiento ideológico entre dos bandos, en este caso los católicos practicantes y los ateos convencidos.

Las palabras que pronunció el Papa son las siguientes:

"El sida no se puede resolver con eslóganes publicitarios ni con la distribución de preservativos. Éstos, más bien, aumentan los problemas. La única vía eficaz para luchar contra la epidemia es la humanización de la sexualidad con nuevos modos de comportamiento; una renovación espiritual y humana del sentido de la sexualidad."

Y los "buitres carroñeros" ya se han puesto manos a la obra:

- "El Papa afirma que los preservativos sólo aumentan el problema del sida." (El mundo)

- "La Iglesia sostiene que el condón favorece el aumento del problema del sida." (Público)

- "El Papa pide en África no usar condón." (Soitu.es)

- "El Papa cuestiona la efectividad de los preservativos contra el sida." (Nuestra tele noticias)

- "El Papa censura el condón en la lucha contra SIDA." (AOL noticias)

¿Pues sabéis una cosa? El señor Benedicto XVI no dice ninguna tontería. ¡Claro que el SIDA no se combate sólo repartiendo preservativos! Y os recuerdo una frase del sexólogo y portavoz de la Asociación Estatal de Profesionales de la Sexología:
"Darles un preservativo a los chic@s es como dar un casco a un motorista sin enseñarle seguridad vial. El sexo no es sólo vagina, pene y coito."
(Iván Rotella)

Y también estoy de acuerdo con que son necesarios nuevos modos de comportamiento a nivel erótico. Así que, con ciertos matices, lo que dice el señor Benedicto casi podrían ser palabras de cualquier sexólogo super-progre.

Así que, mi mensaje es el siguiente:

"El SIDA, los embarazos no deseados y los contagios de enfermedades de transmisión genital no se puede resolver SÓLO con eslóganes publicitarios y con la distribución masiva de preservativos. Esto, más bien, coitalizan en exceso la erótica de las personas. La única vía eficaz para luchar contra estos problemas es combinar las campañas informativas con la descoitalización de la sexualidad a través de nuevos modos de comportamiento; una renovación erótica y humana del sentido de la sexualidad." (Yo mismo, Sexólogo)

¿Tan diferente es esto de lo que dice el Papa?

13 comentarios:

aliere dijo...

Tienes toda la razón, sexólogo. Yo también pienso lo mismo y cuanto más sé y disfruto del sexo más comulgo con tu manera de pensar que tantas veces has transmitido en el blog de que el sexo es más que el coito hombreya.

Hace falta más educación sexual para que la gente pueda elegir libremente, parece mentira que los adolescentes vayan a tener más nociones sobre cuándo y cómo podrán abortar sin que se enteren sus padres que de cómo se utiliza correctamente un preservativo o la píldora para impedir ese embarazo.

Hace falta también otra sensibilidad que no sea la dictada por las películas porno y los anuncios que tan poco tienen que ver con la vida sexual real de una pareja de las de la calle. Sobran complejos tontos y sobran clichés y ganas de quedar bien en la cama mientras la procesión va por dentro y hace falta más erotismo y complicidad y menos posturitas que te joden la espalda y orgasmos fingidos que harían palidecer de envidia a un heldentenor.

Un saludo.

cosmofonio dijo...

Discrepo un poco. El Papa ha dicho claramente que "la distribución de preservativos" "aumentan los problemas" del SIDA, y eso es lo que han llevado los medios a los titulares. Es claro que es al revés, que los disminuyen, perooooo no los erradican por supuesto. Sobre el resto de lo que hay que hacer, ahí sí coincido plenamente contigo.

Por lo demás, y aprovechando la ocasión, decirte que tienes un blog interesantísimo. Llegué ayer por aquí ya ni sé cómo y estuve curioseando bastantes posts. Te seguiré.

Saludos!

Ruth dijo...

Claro que el preservativo no erradica el SIDA, pero ayuda, y eso es incuestionable.

Me parece vergonzoso, que la Iglesia, mediante sus misioneros en África, hagan creer a la gente de allí que utilizar preservativo es un pecado gravísimo, me parece simplemente, repugante.

Tampoco entiendo a que se refiere el Papa exactamente con el concepto "humanización de la sexualidad". ¿Alguien lo entiende?

Sexólogo, como siempre,los temas que propones, muy interesates.

Un besito, Ruth.

Juan dijo...

Arkaitz, sí, es MUY diferente eso que escribes al final de lo que dice el Papa. MUCHO.
Si no sabes qué quiere decir "humanizar la sexualidad" en boca del Papa, lee la encíclica "Deus caritas est" de Benedicto y te aclaras.
Y si en un alarde de responsabilidad te quieres enterar de qué ha hecho la religión cristiana con el sida en África, puedes leer "Dios y la lucha contra el sida" de Helen Epstein http://www.nybooks.com/articles/17963. (Hay traducción castellana en "África, Occidente, y la lucha contra el sida" (Editorial Alba).

Ruth dijo...

Juan,tras echarle una ojeada a los artículos, creo que, o tu no me has entendido bien, o he sido yo la que se ha explicado mal. Quizá sea lo último y quizá no debería haber puesto el ejemplo de África.

Para evitar el sida, o utilizas preservativo o, simplemente, prácticas la abstinencia.
Como lo segundo me parece algo utópico, y la Iglesia lo sabe,lo que me parece mal, es que vayan en contra del uso del condón,a sabiendas de lo que conlleva.

Tampoco he dicho que la Iglesia no ayude a los enfermos contagiados e invierta energías en ello, pero ¿no es más fácil atajar el problema desde su origen?

Con respecto a la "humanización de la sexualidad", estoy de acuerdo en que debería plantearse un giro en la manera de entender la sexualidad (como la descoitalización de que habla el Sexólogo), pero desde mi ignorancia, dudo que el giro que propone la Iglesia sea el mismo que aquí se propone.

Un saludo, Ruth.

SEXOLOGO dijo...

Bueno, que nadie entienda este post como una defensa a la ideología, valores, mensajes o campañas que hace la iglesia y el sr. Benedicto. ¡No seré yo quien esté de acuerdo con la iglesia...! Lo que quiero decir con el post es que algunas de las palabras del Papa no son "barbaridades" como han querido hacernos entender algunos titulares mediáticos:

"El Papa reitera que los preservativos no son la solución contra el Sida y llama al 'sentido de la sexualidad'" (www.ya.com)

Este titular, por ejemplo, podría haberlo dicho yo mismo, literal. Yo también pienso que el problema del SIDA no se soluciona SÓLO repartiendo condones. Otra cosa muy diferente es lo que propondría yo para luchar contra el SIDA y lo que propondría el Papa, que probablemente no tenga nada que ver...

Descoitalización de la erótica, hablar de sexo con los niños con naturalidad y desde edades muy tempranas, más educación sexual, mejor educación sexual, educación sexual ANTES de que aparezcan las dudas y los problemas... No creo que el Papa esté pensando en estas cosas...

Anónimo dijo...

Ruth, no es cierto que las misiones vayan allí a predicar que el preservativo es la fuente de todos los males del mundo. De hecho, hoy en día en las misiones se reparten preservativos y explican cómo deben utilizarse para evitar ITS y embarazos no deseados.

Tampoco yo voy a defender a la iglesia, pero las cosas como son.
Coincido con Sexólogo en que se está fomentando los enfrentamientos ideológicos, y nosotros como borreguitos tragamos.

cosmofonio dijo...

Sobre algo que se ha comentado...

He visto a misioneros y misioneras ejemplares repartir preservativos en hospitales y dar misas en lugares que si existiera dios se aparecería cada día porque allí no basta con un milagro. Recuerdo a una monja en un centro clínico de Ruanda. Le regañé entre bromas. “Madre; no sabe que el Vaticano tiene prohibido el condón”. Tras mirarme como si fuera un extraterrestre, replicó: “El 5º Mandamiento dice No matarás, y esto aquí es una cuestión de vida y muerte”. Cuando intenté seguir, me cortó posando su mano sobre la mía: “Si tengo que elegir entre el Vaticano y Dios yo ya he hecho mi elección”.

Post completo:
http://www.ramonlobo.com/2009/03/18/el-papa-africa-y-el-condon/

Saludos.

Lille Skvat dijo...

Lo que dice el Papa no solo es una barbaridad sino que es una FALSEDAD QUE MATA. http://lilleskvat.blogspot.com/2009/03/el-papa-y-la-irresponsabilidad.html

Saludos,

Lille Skvat
http://lilleskvat.blogspot.com/

Bolas Chinas dijo...

Desde luego que hace falta más educación sexual, y que el preservativo no lo resuelve todo. Y estos temas se deben comenzar a discutir en los foros adecuados para empezar a poner medidas. Pero la situación es que el Papa ha trasladado el mensaje de que el preservativo aumenta el SIDA a una población en la que mueren 40.000 personas de SIDA todos los años. Me parece obsceno que se traslade este mensaje sabiendo que el preservativo puede salvar la vida aunque sea de una sola persona.

Carla Vidal
Intimissimo Aranda

Juan dijo...

Ruth, tras leer tu comentario veo que me he explicado muy mal y deseo aclarar que mi intención era exactamente la contraria a la que me atribuyes... ;-)

Cuando remito a una lectura de la encíclica papal relativa al amor es para desmontar cualquier posible interpretación “buenista” de la vaga apelación a una reforma de la sexualidad. Basta una rápida ojeada para encontrar fragmentos como estos: “El eros, degradado a puro 'sexo', se convierte en mercancía, en simple « objeto » que se puede comprar y vender; más aún, el hombre mismo se transforma en mercancía. En realidad, éste no es propiamente el gran sí del hombre a su cuerpo. Por el contrario, de este modo considera el cuerpo y la sexualidad solamente como la parte material de su ser, para emplearla y explotarla de modo calculador. Una parte, además, que no aprecia como ámbito de su libertad, sino como algo que, a su manera, intenta convertir en agradable e inocuo a la vez. En realidad, nos encontramos ante una degradación del cuerpo humano, que ya no está integrado en el conjunto de la libertad de nuestra existencia, ni es expresión viva de la totalidad de nuestro ser, sino que es relegado a lo puramente biológico. (...)El desarrollo del amor hacia sus más altas cotas y su más íntima pureza conlleva el que ahora aspire a lo definitivo, y esto en un doble sentido: en cuanto implica exclusividad —sólo esta persona—, y en el sentido del 'para siempre'.”
http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/encyclicals/documents/hf_ben-xvi_enc_20051225_deus-caritas-est_sp.html
En fin, el mismo discurso rancio de siempre, que sospecha del placer, y remite a la cantinela de la única opción humana: el amor verdadero, exclusivo y eterno...

Respecto al artículo de Epstein, quizá has hecho una lectura en diagonal, como se dice ahora, porque -sin entrar en otros detalles- en las conclusiones dice la autora: ”an exclusive emphasis on abstinence until marriage may well lead to an even more dangerous hysterical recidivism”. Y este énfasis en la abstinencia hasta el matrimonio es justo lo que propone el Papa en un continente con 20 millones de infectados por sida, y en el que las relaciones concurrentes multiplican las probabilidades de infección.

De ahí el que estemos de acuerdo en que no es realista predicar la abstinencia, que no solo no funciona en África -a pesar de las tergiversaciones que se hacen, por ejemplo, con el caso de Uganda-, sino que tampoco funciona en Estados Unidos, como un estudio encargado al Congreso por el mismo George Bush demostró -años después de que lo vinieran diciendo educadores sexuales y sociólogos-.

Pero tampoco es muy realista hacer genéricas apelaciones a “más educación sexual, mejor educación sexual”, por no hablar de la “descoitalización de la erótica”, sin tener en cuenta los elementos culturales y sociales que sostienen las prácticas de riesgo que siguen difundiendo el sida en África -por cierto, abordados por Epstein en el artículo citado y otros muchos, recopilados en el libro "África, Occidente, y la lucha contra el sida"- .

Saludos!!

Juan dijo...

Las palabras del Papa han parecido -con razón- barbaridades porque los periodistas (¿”buitres carroñeros”?) han situado sus declaraciones en un contexto. Y es que cuando, por ejemplo, Otegi dice “queremos la paz”, todos entienden que eso ocurrirá si se permite que haya autodeterminación. Y cuando Rajoy dice “queremos la paz”, todos entienden que en su cabeza está la persecución policial de terroristas y el respeto a la Constitución. Incluso un nazi, antes de abrir la espita de gas, podría haber afirmado: “Queremos la paz”, y para ello habrá que exterminar a los judíos.
En resumen, todo texto tiene su contexto, y no tiene mucho sentido coger el rábano por las hojas y decir que las palabras del Papá las podríamos haber dicho nosotros, para a renglón seguido recular y admitir que con un sentido completamente distinto... De ahí que para su cabal comprensión sugiriese añadir el contexto de la encíclica papal y de la situación del sida en África.

Un último punto que intentaba plantear en el anterior comentario es que si la educación sexual se ocupa de que hombres y mujeres se conozcan, acepten y aprendan a expresar su erótica del modo que cada cual considere satisfactorio (según una conocida fórmula sexológica), ¿dónde queda la prevención del sida? Pues en unas medidas sanitarias, profilácticas, higiénicas, etc., que no tocan más que tangencialmente los contenidos de la educación sexual. De ahí que corresponda a esas políticas sociales, culturales y sanitarias, atajar las infecciones por sida, y no a la educación sexual, so pena de encajonarla una vez más en la prevención de infecciones y embarazos. De nuevo, las labores asistenciales de urgencia, con sus miserias, frente a la promoción de valores.

Ileana dijo...

Cada quien interpreta las cosas de la forma que su cerebro las analice... Dependiendo de su capacidad por supuesto.. Algunos no tiene lo mismo que otros...
Considero que evitar un contagio es cuestion de cada uno... de cuanto de amas y tener sexo responsablemente, por eso es muy importante el punto del sexologo **** La única vía eficaz para luchar contra estos problemas es combinar las campañas informativas con la descoitalización de la sexualidad a través de nuevos modos de comportamiento; una renovación erótica y humana del sentido de la sexualidad.*** Me parece que no es el condon, no es la abstinencia, no es la anticoncepcion... EL problema es la desinformacion, la ignorancia, por que con una buena educacion preventiva se solucionarian muchos problemas... No es que el papa este bien o mal, el punto es aprender SEXO y SEXO no es todo el tiempo coito. Saludos a todos.