Por detrás

Así, sin rodeos; hoy hablamos del sexo anal. Para ello, vamos a dividir el post en cinco partes: dificultades comunes, penetración anal a un hombre, penetración anal a una mujer, otras prácticas anales y recomendaciones generales. Vamos allá:

Dificultades comunes:
1.- El ano está fisiológicamente preparado para expulsar heces, y es para lo que lo hemos utilizado y lo utilizaremos toda la vida, por lo que el sentir que "entra algo" en lugar de "salir" puede resultar algo desagradable las primeras veces. Si se disfruta con dicha práctica y se sigue practicando, con el tiempo desaparece esta sensación.
2.- El ano es un conducto más pequeño que la boca o la vagina, no es flexible como la vagina y no tiene lubricación natural, por lo que suele resultar bastante más complicado el introducir algo en él.
3.- Un porcentaje alto de la población tienen hemorroides (externas y/o internas), lo que dificulta o imposibilita la penetración anal sin dolor.

Penetración anal a un hombre: A través del ano del hombre se puede llegar a estimular el llamado "punto G masculino", que hace referencia a la zona prostática; zona con infinidad de terminaciones nerviosas y que puede resultar extremadamente placentera si se estimula correctamente. La única forma de acceder a esta zona es a través del ano, algo que no muchos hombres están dispuestos a probar. Y si puede ser tan estimulante, ¿por qué tantos hombres rechazan probar el sexo anal? Por los enormes prejuicios hacia la homosexualidad que tienen interiorizados. Por un lado sería conveniente ir superando esos prejuicios que una sociedad homófoba nos ha inculcado, y por otro lado deberíamos saber que no tiene absolutamente nada que ver las prácticas anales con la homosexualidad (como explico en ESTE post). Lo que determina tu orientación es hacia qué sexo sientes principalmente atracción erótica (hombres o mujeres), nunca el tipo de prácticas eróticas con las que disfrutas. Vamos, que tu novia juegue con tu ano no tiene nada que ver con que te puedan gustar los hombres; simplemente estáis aprovechando una parte de tu cuerpo que te puede proporcionar mucho placer y que enriquece vuestra vida erótica.

Penetración anal a una mujer: Aunque la mujer no tiene "zona prostática" para estimular, muchas mujeres aseguran disfrutar mucho y tener orgasmos muy placenteros a través del sexo anal, otras en cambio nunca lo practican porque les resulta extremadamente doloroso. Teniendo en cuenta las dificultades expuestas al principio del post, sólo puedo decir que deberías hacer sólo lo que realmente desees, y nunca hacerlo por satisfacer a tu pareja. Y ten en cuenta que como cada mujer es un mundo y su erótica única, nadie puede decirte si te va a gustar o no; sólo el probarlo puede darte la respuesta.

Otras prácticas anales:
1.- Estimular la zona anal por fuera sin llegar a introducir nada. Muy recomendable para ambos sexos; no tiene inconvenientes y suele ser muy placentero.
2.- "Beso negro" (lamer el ano): No muy recomendable salvo que se haga una limpieza exhaustiva con una "pera de limpieza rectal". Suele ser muy placentero, pero el ano alberga restos de heces con numerosas bacterias capaces de provocar numerosas infecciones y enfermedades. Las peras de limpieza rectal se compran en las farmacias y lo limpian completamente, aunque es un poco aparatoso.

Recomendaciones generales:
1.- Siempre que se decida practicar el sexo anal (al igual que con el resto de prácticas), debe ser porque ambos están completamente convencidos de querer realizarlo, y que ambos sienten un auténtico deseo erótico por hacerlo. Y si a alguno no le gusta, se cambia inmediatamente de práctica a otra placentera para ambos y listo.
2.- Como el ano no tiene lubricación natural, es muy importante utilizar mucho lubricante; se puede comprar en cualquier farmacia, muchos hipermercados, sex-shops... La saliva es una buena alternativa si no se dispone de un lubricante a mano.
3.- La penetración anal siempre debe ser progresiva, nunca brusca; se empieza estimulando el ano sin introducir nada, se sigue introduciendo un dedo lenta y suavemente... hasta finalmente introducir el pene o un dildo.
4.- Si decidís introducir un dildo o cualquier otro objeto por el ano es importantísimo que TENGA TOPE, ya que a diferencia de la vagina, si algo entra completamente dentro del ano podría suceder que ya no pudieses "alcanzarlo". Y acabarías siendo el protagonista de la anécdota divertida de la noche para los trabajadores de urgencias del hospital...
5.- Es recomendable una buena limpieza tanto antes como después de las prácticas anales.
6.- Nunca pasar del coito anal al coito vaginal, pueden pasarse bacterias que provoquen una desagradable infección vaginal. Cambiarse el condón o limpiarse escrupulosamente en caso de no utilizar preservativo sería lo suyo antes de pasarse al coito vaginal.


13 comentarios:

Don Dato dijo...

Muy interesante y sobretodo bastante... ¡Didáctico!

Tengo un amigo que es enfermero, y aciertas de pleno con el tema de las anécdotas.

Deprisa dijo...

Mira, llevabas razón en el foro. Es un blog muy distinto al resto de la categoría. Lo añado pero YA a la lista de enlaces/favoritos de mi blog :)

Emiliano Orlando dijo...

Guau, que buen resumen de consejos que no se le pueden pedir a nadie :P!

Te voy a votar! Espero tu voto :P

Saludos!

Carla Vidal dijo...

El sexo anal es una de esas cosas que nos cuesta entender si antes no lo hemos probado. Pero una vez que hemos roto algunos prejuicios y nos decidimos es una de las prácticas sexuales más placenteras.

El lubricante es imprescindible, y los pequeños dildos anales y/o las bolas tailandesas nos pueden ayudar mucho en los inicios.

Echad un vistazo a las tiendas online y elegir lo que más os convenza. Yo ultimamente he comprado algunos artículos en www.intimissimoaranda.com y todo perfecto, pero hay muchas otras tiendas

Animaos.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Anónimo dijo...

Mi pareja extramatrimonial me ha pedido sexo anal. Nunca lo he hecho a pesar de tener 48 años. Creo que después de leer este texto lo intentaré. Gracias.

Prodigy dijo...

En muchos sitios hablan de las hemorroides pero, ¿qué son exactamente?, ¿tanta gente las padece?, ¿a qué se deben?, ¿son crónicas?

Buen post!

Caótica dijo...

Prodigy, ¿en serio no sabes lo que son las hemorroides? Es una inflamación de las venas en el ano, vulgarmente llamadas almorranas.

En cuanto al sexo anal, es dificil encontrar un amante con la paciencia suficiente de saber hacerlo.

Prodigy dijo...

Bueno, a ver, exactamente no sabía lo que eran. Sabía que era algo que molesta en el culo como un grano o algo así por los anuncios de Hemoal, pero no tenía ni idea de a qué se deben ni que eran una inflamación de las venas del ano. Y, ya que surgió en este post y tenía prácticamente completa ignorancia sobre el tema, pregunté.

antonio dijo...

Didactico si señor.

Zinquirilla dijo...

Casi siempre se achaca a las mujeres que no nos guste el sexo anal.

Puede resultar incluso más excitante (claro que percatarse de eso te hace sentirte un bicho raro hasta que lo comentas con otras mujeres).

Un saludo.

Anónimo dijo...

interesante el tema ,habian muchas cosas que desconocia...hace tiempo ya le plantie a mi esposa que mi fantasia sexual era tener sexo anal,pero ella me dice que le da miedo y aparte no le llama la atencion...ojala que al leer esto lo considere un poco mas...Sueño con probarlo,quiero saber como es;no quiero irme a la tumba sin intentarlo aparte somos una pareja super fiel y nos amamos harto.

may dijo...

el q no lo haya probado q lo intente q es la bomba siempre y cuando te lo pida el cuerpo

pharmacy dijo...

Excelente post muchas gracias la verdad es que como dices muchas mujeres al principio les da miedo pero luego lo disfrutan.