Y tú, ¿qué eliges? (2)

Bueno, teniendo en todo momento presente el gráfico del post anterior, vamos a hablar de lo que sucede con los amigos comunes tras una ruptura de pareja.

Antes, otra cosita: Además de las posiciones que ya he explicado en las que se pueden situar los amigos respecto a los componentes de una pareja POR SEPARADO, también debemos tener en cuenta que también se pueden crear importantes y estrechos lazos con la pareja COMO UNIDAD. Vamos, que mi pareja y yo, o yo solo, puedo ser muy amigo de "AB" como pareja, y contarles a ambos lo mal que estoy en el trabajo, llamarles cuando necesito un gran favor, o llorar junto a ellos cuando fallece un familiar cercano. Puedo irme de vacaciones con ellos, celebrar juntos todos nuestros cumpleaños, e incluso pedirles dinero si lo necesito. Esto gráficamente, sería así de sencillo:Siendo "AB" la pareja y el punto rosa el amigo, más importante y especial cuanto más cerca esté de la pareja.

Pero ¿qué pasa cuando la pareja se rompe? Pues suceden dos hechos:
- Desaparece la posibilidad que acabamos de explicar; a partir de ahora será imposible estrechar lazos con A y con B "como pareja". A partir de ahora, los acercamientos, lazos y confidencias serán con los individuos por separado SIEMPRE.
- Debido a la emotiva, delicada y dolorosa situación que se genera, la fuerza de atracción que tienen los individuos sobre sus amigos se intensifica. Vamos, que los círculos que rodean los individuos ejercen un efecto de atracción mucho más fuerte. Ahora es importantísimo tener los amigos bien cerca.

Por todo esto, el intentar situarse muy cerca de ambos individuos se hace todavía más difícil y peligroso. El querer ser el punto rojo hace que ninguno de los dos lo sienta como el amigo especial-confidente, y el querer ser el punto azul de ambos es especialmente peligroso; en estas situaciones demandamos amistades exclusivas e incondicionales, y algo así nos despertaría numerosos fantasmas relacionados con la desconfianza y el sentimiento de traición.

Por todo ello, en estas situaciones los terapeutas de pareja dicen (o decimos) que "hay que elegir". Y muchas veces no se elige intencionadamente, ya que solemos ser reacios a tener que elegir entre dos amigos. En esos casos el tiempo suele poner a cada uno en su sitio, y al final los amigos acaban situándose en el punto azul o en el punto verde, pero nunca definitivamente en el rojo. Y al igual que cuando la pareja estaba junta, se puede ser amigos de los dos (punto azul), pero nunca amigo especial-confidente de ambos.

¿Mis recomendaciones? Pues para los miembros de la pareja rota recientemente; respetad los amigos que por sus características o por la circunstancias presentes les corresponda estar cerca de vuestr@ ex, y apoyaros en los que recaen de vuestro lado, seguro que están dispuestos a ayudarte en todo lo que necesites. Y a los amigos de la ex-pareja; asumid que en esta situación y por lo menos durante un buen tiempo no queda mas remedio que elegir. Y si no quieres elegir, que sepas que probablemente con el tiempo serás arrastrad@ junto a uno de ellos. Y podría pasar que no sea el que hubieras elegido voluntariamente...

1 comentario:

Chus dijo...

Eres un mago del paint...