Tres con Tango

Hoy quiero dedicar mi post a un cuento, un cuento de animales. Un cuento cuyos protagonistas son unas aves que tienen una admirable reputación. Unas aves que no saben volar, pero que saben cuidar, querer y proteger a sus crías como ningún otro animal lo hace. Un cuento que habla de la historia de unos animales adorables: unos pingüinos.


Este cuento relata un caso real. Cuenta con precisión y simpatía un hecho que sucedió en un zoo de Nueva York. Cuenta de forma natural y con absoluta normalidad la crianza que vivió una familia de pingüinos del zoo estadounidense de Central Park.

Este cuento es el libro más censurado en EE.UU. (la noticia AQUÍ). ¿Por qué? Sencillamente porque los padres del protagonista del cuento, el pequeño "Tango", son ambos machos. Pues yo tengo ese cuento, y me encanta...

Os voy a contar un secreto. Yo trabajo de maestro de primaria; educo a niños de 6 a 12 años. ¿Y sabéis una cosa? Cada vez que tengo un grupo nuevo de alumnos, el primer día SIEMPRE les leo este cuento. Y a partir de ahí, hablamos de nuestras familias.

Este cuento es perfecto para iniciar en el aula una conversación sobre la diversidad familiar. Es perfecto para que entiendan que tengo una hermana que ha decidido tener una hija ella sola, sin necesidad de ningún hombre. Perfecto para que comprendan al hermano de mi cuñado, que está casado con otro hombre. Para que cada niñ@ aprenda que su familia es tan normal y respetable como las de sus compañeros. Para que entiendan que, al igual que los padres de Tango, hoy en día los seres humanos no necesitamos copular para tener un hij@. Para que comprendan que dos personas se pueden querer, se pueden amar, o pueden decidir tener un hij@, aunque sean del mismo sexo.

Hay padres y madres que dicen que la escuela no debe educar en valores. Yo en cambio creo que es su principal función. Porque yo tengo que educar a mis alumnos para que en el futuro sean ciudadanos respetuosos, y no ciudadanos que rechacen o menosprecien a una persona por su orientación sexual. Tengo que educarles para que aprendan a vivir en sociedad de forma pacífica, y no para que agredan a todo el que sea diferente. Tengo que educarles para que en el futuro sean tolerantes, y entiendan que la diversidad humana es tan variada como enriquecedora.

Puede que algún día tenga un alumn@ que sus padres tengan valores homófobos, machistas, racistas, xenófobos, nazis... Puede que haya casas en donde haya padres que estén adoctrinando a un futuro Hitler, o a la reencarnación de Pinochet. Pero por suerte ahí estará el Estado, que a través de las escuelas y sus maestros, intentará desarrollar la capacidad crítica de sus futuros ciudadanos para que entiendan que el respeto escrupuloso de los valores compartidos y universales es indispensable para que todos vivamos mejor y EN PAZ.

Puede que haya padres que no quieran que diga a mis alumnos que la homosexualidad es algo normal, natural, y tan respetable como la heterosexualidad. Lo siento mucho por esos padres; yo a mis alumnos SIEMPRE les digo la verdad.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobresaliente el post, inmejorable.

Anónimo dijo...

Qué historia más bonita. Buscaré el libro.

krys dijo...

Pues me parece perfecto lo que haces, ojalá todo ese tipo de valores que deben aprender los niños estuviera recogido en una sola asignatura.

Saludos!

Anónimo dijo...

Me gusta como piensas. Ojala todos fueran como tú.
Por desgracia todavia hay padres retrógrados.

Little dijo...

Me encantó tu entrada, ya por curiosidad, buscaré el libro =)

Un saludo :)

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en todo excepto en una cosa: "Pero por suerte ahí estará el Estado, que a través de las escuelas y sus maestros, intentará desarrollar la capacidad crítica de sus futuros ciudadanos".

Dentro del Estado también hay racistas, xenófobos, neonazis... y profesores que simplemente no ayudan a razonar, sino a adoctrinar o hacer memorizar absurdamente a los alumnos, sin despertar la curiosidad crítica.
Por ello, creo que la solución no está verdaderamente en el Estado, sino en toda la gente que en la medida de sus posibilidades contribuye en el día a día a hacer de éste un mundo más justo, igualitario y tolerante con lo diferente.

Salud.

P.D: Si te dedicas a la enseñanza, quizás te parezca interesante leer algo sobre Ferrer i Guardia y la escuela de pensamiento racional..

Pétalo dijo...

Genial. Me ha encantado. Los pinguinos son muy propensos a este tipo de comportamientos, porque son los que cuidan los huevos, y las madres van en busca de la comida, lo que demuestra que para criar no hace falta una mujer y un hombre, hacen falta PERSONAS.

SANTITA dijo...

La verdad es sorpendente la ignorancia y la falta de tolerancia de algunas personas. Me parece muy bueno el trabajo que haces porque muchas veces las familias sin querer hacen que sus hijos teman el homsexualismo... con simple comentarios como que mariquita, o ese es gay, muchos sinte miedo o rechazo.
Tambien te cuento que en un pais latinoamericano, en Colombia para ser exactos ocurrio un caso parecido en un zoologico, pero con una pareja de patos.

Carla dijo...

Desgraciadamente sigue habiendo gente que piensa y nos quiere hacer pensar que la homosexualidad es algo antinatural. Sin duda se trata de verdaderos ignorantes o fanáticos incapaces de asimilar que la homosexualidad es natural no solo en pingüinos sino que ha sido observada en otras 1500 especies más del reino animal.

Carla
http://www.lasbolaschinas.com

Louli dijo...

Un post fantástico, te felicito de todo corazón. Si más gente pensara de esta forma, sin duda este sería un mundo muchísimo mejor.

Flower dijo...

Hola Sexologo, acabo de descubrir tu blog y me atrapó, llevo buen rato revisando las entradas en especial las referentes a fidelidad, mentiras, etc... y entonces con el asunto que esta bien mentir y en esta entrada que siempre dices la verdad?, tons?, bueno, por otro lado felicidades, me encata leerte y ya te estare siguiendo. Gracias!

SEXOLOGO dijo...

A mis alumnos siempre les digo la verdad cuando hablamos de relidades científicamente demostradas. Creo que me explico bastante bien cuando digo que a mis alumnos nunca les mentiría, como maestro y hablando de homosexualidad. No tiene nada que ver con las mentiras que considero valiosas en otros aspectos de la vida y en otras cicunstancias que no sean la práctica educativa...

Jimena dijo...

Me encantaría que los maestros de mis posibles futuros hijos fuesen como tú.

Estoy muy de acuerdo contigo que los maestros sí deben enseñar valores, siempre desde una visión objetiva y empática con la naturaleza (que no es de una sólo forma) del ser humano.

Recuerdo una vez, tenía quizás 11 años, que una de las maestras propuso enseñarnos la película animada "¿De dónde venimos?". Para ello, se envió una comunicación para los padres en la cual debían poner si autorizaban al hij@ a verla. Sólo hubo una niña a la que los padres no habían autorizado.

Ese ejemplo que claramente recuerdo hoy, me parece una forma correcta, neutral y adecuada de educar desde el Estado, sin sobrepasar la autoridad de los padres o tutores y sin dejar de ofrecer educación adecuada a los niños.

Mimi dijo...

Gracias, tengo el libro, y nos encanta a mi y a mi hija de 5 años. Buscaba comentarios de él antes de recomendarlo en un blog dirigido a lesbianas, tomaré un link de tu post para que vaya teniendo más repercusión libros de este estilo, que ayudan a no condicionar el pensamiento de los peques.
Pues como bien dices an de aceptar a los demás y a ellos mismos...
Saludos

Buy Cialis dijo...

La lei hace poco poruna recomendacion, la verdad me encanto bastane la lectura, un cuento demasiado interesante.

viagra dijo...

Thank You a ton for writing such a wonderful piece of information. Keep sharing such ideas in the future as well. This was actually what I was looking for, and I am glad to came here! Thanks for sharing the such information with us.