El sexo de los celos

¿Es verdad que las mujeres y los hombres sentimos los celos de diferente forma? ¿Nos provocan celos situaciones diferentes? ¿Los chicos gestionamos los celos igual que las chicas?

Hay muchos factores que determinan qué situaciones son las que nos provocan sentimientos celotípicos de mayor intensidad: educación recibida, autoestima y autoconcepto, modelos de referencia, experiencias vividas... y sin duda, el sexo. Efectivamente, las personas reaccionamos de diferente forma ante situaciones que pueden ser generadoras de celos dependiendo cual sea nuestro sexo.

Cometiendo la inmoralidad de simplificar y generalizar, la principal diferencia sería la siguiente:

Los hombres suelen responder mejor a las situaciones en donde entran en juego los sentimientos y la psique, pero gestionan bastante peor los celos relacionados con el peligro erótico. Esto es:
- Mejor que ella tenga un buen amigo a que haya un tío que le ponga mogollón.
- Prefieren oír un "qué tío más majo" que un "¡pero qué bueno está ese tío!".
- Se pueden alegrar de los amigos majos y feos que tiene su pareja, pero no les suele gustar los amigos guapos, aunque no destaquen por su materia gris.
- Si sales de fiesta con tu novio, cuidado con hablar despreocupadamente con el chico guapo del bar; puede que se sienta amenazado y, en consecuencia, dolido. En cambio, aunque te vayas a tomar un café con tu amigo el Pagafantas y que estés horas hablando con él no habrá problema, probablemente no sienta ningún peligro.

Las mujeres en cambio suelen llevar mejor (o mejor dicho, "menos mal") las situaciones en las que hay peligro erótico, y bastante peor cuando pueden entrar en juego los sentimientos y la atracción intelectual. Vamos, que:
- Son capaces de decir (y pensar) con total sinceridad aquello de "prefiero que se acueste con otra y que no haya nada de sentimientos, a que se enamore de otra". Hay chicos que también lo dicen; pero de cabeza, no de corazón...
- Suelen llevar bastante peor que los hombres aquello de que su pareja tenga una "muy buena amiga".
- Las imágenes más dolorosas que representan en su imaginación, son las que su novio está besando suavemente, acariciando cariñosamente o abrazando sentimentalmente a otra mujer, y no imágenes donde su novio está realizándole sexo anal a otra (por poner una imagen).

Esta idea explica que, cuando le cuentas a tu novio lo majo que es tu nuevo compañero de trabajo, automáticamente te pregunte: ¿y está bueno? Si no lo está, se quedará tranquilo. Y también explica por qué cada vez que dices lo buena que está alguna que sale por TV, tu novia reaccione diciendo "ya, pero mira que es corta..."

Un par de apuntes más. Añadir que los ex siempre suelen sentirse como un peligro, siendo causa de numerosas discusiones y respuestas celotípicas. Pero los hombres suelen tener miedo a que su novia acabe de nuevo en la cama del ex, y los miedos de las mujeres en cambio suelen apuntar más a que su pareja se vuelva a enamorar de su antigua novia.

El otro apunte es que no creo que nadie sólo tenga celos "de un tipo". Casi todos hemos sentido o sentiremos celos de ambos tipos, aunque dependiendo de cual sea nuestro sexo, sí creo que habrá cierta predominancia.

Para acabar, decir que a pesar de que este post sea una indeseable generalización, de no reflejar las individualidades de cada uno y los estados intersexuales que los hombres y las mujeres tenemos, y de simplificar un sentimiento tan complejo como son los celos; sí que puede ayudarnos a entender mejor al sexo contrario y el porqué de sus respuestas celotípicas. Y puede que la próxima vez nos cortemos un poco al hablar a nuestra pareja de esa amiga tan encantadora, o al decir tan efusivamente lo tremendo que está el nuevo jefe de personal...

[Si quieres intentar gestionar mejor tus celos, te recomiendo encarecidamente que leas el artículo Gestionando los celos (1) y (2).]

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Simplemente genial.
Me encanta cómo logras sintetizar estos asuntos y siempre vas a las raices.
Tu blog es lo mejor que he encontrado respecto a estos temas.

Oihana dijo...

Muy muy bueno!!

Carla dijo...

Me ha gustado. A pesar de ser generalidades, muestran dos formas distintas de enfrentarse a los celos que son fácilmente reconocibles.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Pablo dijo...

Chicos, me encantan sus notas.

Acá les dejo un link muy interesante:


https://www.kygel.com.ar/sexualidad_placentera.htm/

Anónimo dijo...

Me gusta tu post, a pesar, como dices, de ser una generalización que no siempre se cumple.

De todas formas, creo que la clave está en lo que has dicho al principio:
educación recibida, autoestima y autoconcepto, modelos de referencia, experiencias vividas.

El sexo solo me parece determinante en tanto en cuanto afecte a la educación que se recibe.
Por que de momento, esa educación es diferente en hombres y en mujeres.
Y quizás si comenzáramos a educar sin diferencias, nos daríamos cuenta de que, al margen de las diferencias de caracter que nos acompañan siempre, en realidad el sexo como tal no pesa tanto en nuestra forma de ser.

Un saludo.

Flower dijo...

Tengo que decir... cuando comenze a leer tu forma de enfocar el manejo de los celos (no dudo que he leído todas las entradas de tu blog al respecto) te odie con singular entusiasmo, pero no deje de leerte, porque dificilmente había encontrado un enfoque tan real y práctico, y te leí las suficientes veces como para cambiar mi enfoque, y ahora no sabes como te lo agradezco, realmente me quite una bola de teorías rídiculas con las que comulgaba, sigo visitando tu blog con frecuencia porque siempre necesito una buena refrescada de ideas, de verdad que padre que sigas compartiendo esa visión, mil gracias!!!

Sexologo dijo...

Flower, me ha encantado leer tu comentario; me he emocionado y todo... Muchas gracias por tus palabras; testimonios como el tuyo son los que hacen sentirme orgulloso de mi humilde blog.

Gracias de todo corazón. :-)

Anónimo dijo...

Pues yo creo que tienes muy poca idea de cómo pensamos las mujeres...

Si vas de experto en sexología y precisamente criticas los libros de autoayuda, no deberías hacer afirmaciones categoricas y sin ningún fundamento.