Predisposición biológica

Existe una predisposicion biologica que impulsa a las niñas a jugar a ser madres y a los niños a enfrentar a 'los buenos' con 'los malos'.

(Juan Corbella, psiquiatra ganador del premio Ramón Llull y coordinador de la Enciclopedia Práctica de Psicología)

[Fuente: nº2 de Salud Revista.es, noviembre 2010]


4 comentarios:

Anónimo dijo...

y tu opinion es...?

SEXOLOGO dijo...

Pues que a pesar de ser una afirmación demasiado categórica y que es un tema lleno de matices, creo que al Dr. Corbella razón no le falta.
Todos los mamíferos de cachorros desarrollan juegos que simbolizan sus tareas y actividades adultas; peleas, cazar pequeñas presas, correr (huídas), etc. Creo que todavía tenemos mucho de nuestra "etapa animal". Antiguamente las mujeres adultas se dedicaban casi exclusivamente al cuidado de los hijos, y los hombres adultos se dedicaban a cazar, además de pelear por las mujeres, por el poder, para proteger a la familia...
Por ello creo que, cuanto más pequeños seamos, menos efecto ha ejercido sobre nosotros el ambiente y la educación, por lo que las conductas, juegos y actividades están más influenciadas por los genes y la biología que por el entorno.

Anónimo dijo...

Gracias por las aclaraciones :D

Carla dijo...

No solo tenemos mucho de nuestra etapa animal sino que somo animales. A veces lo olvidamos a pesar de que somos el único animal que tiene consciencia. La influencia de los genes en el comportamiento es evidente y este es uno de esos casos. Sin embargo, los juegos que realizan los niños, o los cachorros de animales son muy abstractos. No representan tareas o actividades adultas más que en nuestras cabezas, por lo que la educación puede "reutilizar" estos juegos para otros fines distintos más acordes con los roles sexuales actuales. Tampoco tenemos un gen del estudio o del estar atento en clase, y sin embargo los profesores son capaces de aprovechar nuestras pautas más biológicas del juego o de la innata atención ante lo desconocido, para lograr una educación cultural ajena a la genética.

Vaya rollo que os he soltado.

Carla
www.lasbolaschinas.com