La "magia" de San Valentín

Cada 14 de febrero en una especie de gran regresión nacional en la que todo el mundo se lanza al infantilismo de las palabras bellas y tranquilizadoras, se intercambian besos aquellos que se juran ser uno para el otro. Lluvia de ramos de flores, restaurantes a rebosar, anuncios por palabras en una caterva de diarios regionales, a cual menos original, pero todos recargados de afirmaciones de un "amor para siempre" proclamado ante el mundo. Los cónyuges reviven durante 24 horas una luna de miel que les rejuvenece.

Pero habría que estar ciego para dejarse engañar; este San Valentín es un espejismo. Se trata de interpretar el romanticismo durante un día para canalizar lo que no vivimos el resto del tiempo. Durante un día nos sacrificamos al mito del romanticismo para liquidarlo mejor el resto del año. La eclosión de esta demanda social de la fiesta de San Valentín corresponde a una forma de teatralizar una imaginación que sigue haciendo soñar pero que no se corresponde ya con la forma de vida contemporánea.

(Serge Chaumier, El nuevo arte de amar)


Pareja y sexo, a Twitter

Después de unos meses de escribir muy muy poquito, y tras leer el último post de Amanda, he decidido dejar el blog en un segundo plano y pasarme a Twitter. Una de las principales razones de no escribir más para el blog es que ya he escrito casi todos los artículos de los que quería hablar. Estos artículos tienen cientos de visitas diarias, sobre todo llegadas desde búsquedas en Google, por lo que no se me ocurriría ni por asomo cerrar el blog.

Por todo ello el blog seguirá en pie, como página para consultar y leer artículos sencillitos y atractivos sobre diferentes temáticas de contenido sexológico, y para cuando me dé por publicar puntualmente algún artículo nuevo.

Pues eso, que si os apetece, me podéis seguir en Twitter; estáis todos invitados. Buscadme como "sexoconsultas".