Florituras y transexualidad


El alcalde de Valladolid Javier León de la Riva (PP), vuelve a abrir la bocaza. Después de las sorprendentes declaraciones sobre Leire Pajín y sus "morritos", el alcalde nos deleita esta vez con las siguientes palabras:


(Fuente: ABC.es)

Tengo una pequeña duda. No sé si esta perla que nos ha ofrecido el alcalde se debe a su preocupante fobia hacia los transexuales, a su absoluta ignorancia sexológica respecto al tema de la identidad sexual, o sencillamente se debe a su más que evidente profundo retraso mental. O una suma de las tres...

Deseando (y dudando) que exclusivamente sea debido al desconocimiento, le invito al sr. León de la Riva a leer las dos partes del siguiente artículo para que pueda descubrir que las operaciones de cambio de sexo no son ningún capricho, y mucho menos florituras.


P.D: Puede que alguien piense que lo que aquí he escrito es ofensivo y una falta de respeto. Es cierto; pido disculpas a todos los lectores, especialmente a los transexuales. Y os pido comprensión; son palabras textuales del sr. Javier que solamente he transcrito...

Aborto y sufrimiento

¿Sufre un embrión? (presumiblemente no si es abortado antes de que posea un sistema nervioso; y si hasta posee un sistema nervioso, con toda seguridad sufrirá menos que, digamos, una vaca adulta en un matadero). ¿Sufre una mujer embarazada; o su familia, si ella no tiene un aborto? Muy probablemente sí; y, en cualquier caso, debido a que el embrión carece de un sistema nervioso, ¿no debería el bien desarrollado sistema nervioso de la madre tener derecho a decidir?

(Richard Dawkins, El espejismo de Dios)